También son deducibles o desgravables aquellos gastos relacionados a suministros de la vivienda alquilada. Fácilmente aplican facturas de luz, gas o teléfono.

Seguro de casa