Certificado negativo de denominación social • Qué es y cómo solicitarlo

Si estás interesado en constituir una sociedad debes tomar en consideración un punto importantísimo. Y es que para hacerlo necesitas obligatoriamente de un certificado negativo de denominación social, el cual puedes obtener en lapso de tiempo de hasta 48 horas después de hacer la solicitud a través del Registro Mercantil Central.

Para conocer más detalles sobre el certificado negativo de denominación social, para qué sirve y cómo obtenerlo, entonces echa un vistazo al siguiente post. Seguramente, encontrarás aquí las respuestas que estás buscando para conseguir un documento como este que resulta imprescindible para la conformación de sociedades en España.

¿Qué es un certificado negativo de denominación social?

El certificado negativo es un documento por demás importante que garantiza que no existe otra sociedad que se llame de la misma forma. También es fundamental a la hora de obtener la Escritura Pública de conformación de alguna sociedad.

El Registro Mercantil Central es el órgano encargado de verificar que otras organizaciones o compañías no poseen la misma denominación social. Y por ello la importancia de este proceso al momento de encontrar el nombre de tu sociedad para darla a conocer y posicionarla en un mercado cada vez más cambiante, difícil y competitivo.

Pensando en la agilización de los procesos y en la comodidad de los usuarios, el Registro Mercantil Central, que es donde generalmente se hace este tipo de tramitaciones, ha creado la Bolsa de Denominaciones Sociales.

¿De qué trata? Sencillo. Es un sistema efectivo que ayuda al usuario a consultar sobre al menos 1500 denominaciones sociales que se encuentran actualmente disponibles, las cuales también pueden ser utilizadas de forma expedita por los emprendedores.

¿Cómo hacer la solicitud?

Para hacer la solicitud formal del certificado negativo de denominación social puedes apelar a diferentes modalidades:

  • Acudir a las oficinas del Registro Mercantil Central con una copia de solicitud de certificación impresa.
  • Envía por E-mail una solicitud o misiva a las oficinas del Registro Mercantil Central, el cual enviará un certificado a la dirección indicada por correo electrónico. Verifica el formato (World o PDF) e imprime cuando sea necesario.
  • También puedes hacer la solicitud llenando cada uno de los datos de la planilla que aparece en la página web del Registro Mercantil Central.
  • Un notario autorizante puede llevar a cabo la petición, para lo que requerirá de la plataforma e-notario del Consejo Nacional de Notariado. Luego, el Registro Mercantil Central enviará el certificado al notario en cuestión, con firma electrónica legible y reconocida del propio registrador principal.

Si la respuesta del Registro Mercantil Central es positiva es porque el primer nombre que aparece en lista está disponible, pero si resulta negativa es porque sencillamente los nombres sugeridos por el usuario ya son utilizados por otras personas o compañías.

Sin importar el resultado, de igual forma debes completar el pago de € 39. El precio incluye impuestos y puedes pagar con tarjeta de crédito o Paypal.

Tipos de certificado negativo

Tipos de certificado negativo

Existen dos tipos de certificado negativo y aquí te diremos cuáles son:

Sociedad Limitada Nueva Empresa

La razón o denominación social propia de esta modalidad debe incluir los dos apellidos y nombre de solo uno de los fundadores de la compañía que se quiere registrar.

También es imprescindible la presentación de un código alfanumérico que puedes obtener haciendo una consulta aquí.

Sociedad Cooperativa

Para materializar una sociedad como esta hay que solicitar la denominación social a través del Registro de Sociedades Cooperativas que actualmente está adscrita al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Pero también puedes hacer la petición directamente en el Registro de Sociedades Cooperativas de la comunidad autónoma.

La empresa y su denominación social

Si ya lo has pensado y necesitas conformar tu propia compañía, en lo primero que hay que pensar es en el nombre o denominación social. Para ello tendrás que llevar a cabo los procedimientos ya descritos. Tienes que saber que solo los socios de la empresa podrán hacer la denominación.

El nombre escogido será reservado por un lapso de tiempo de seis meses. Si durante ese periodo no se ha realizado la certificación a través del Registro Mercantil, el nombre será liberado y estará disponible para otros usuarios.

Si la certificación es exitosa, tendrá una vigencia de hasta tres meses. Después, habrá que renovar.

También es importante saber qué tipo de sociedad vas a escoger. Las Sociedades Anónimas Limitadas permiten al usuario elegir entre una denominación subjetiva, denominación objetivo o una razón social.

Pero las Sociedades Cooperativas únicamente te permitirán optar por las denominaciones subjetivas o por las razones sociales.

Es importante conocer que una denominación social objetivo hace referencia a varias actividades de tipo económico. Pero también puede llegar a ser de fantasía.

Para obtener una denominación social o el nombre de una sociedad no se debe incluir nombre total o parcial, tampoco los seudónimos, de una persona jurídica o física sin que esta lo haya consentido previamente.

Conclusión

El certificado negativo de denominación social se ha convertido en un imprescindible para aquellos usuarios que buscan la constitución de una empresa. Gracias a este documento, es posible encontrar un nombre disponible para tu nuevo emprendimiento.

Para obtenerlo tendrás que rellenar información importante en una planilla y anexar la lista de posibles nombres. Luego, tendrás que pagar la cuota exigida por el sistema.

Ahora que conocer todo lo que debes hacer, no pierdas más tiempo y pon manos a la obra para conseguir tu denominación social e iniciar ya con tu sociedad o emprendimiento.

Deja un comentario