¿Cómo declarar atrasos en la renta?

Los atrasos en la renta es un asunto de interés con los cuales los contribuyentes deben lidiar a día de hoy. Pero Agencia Tributaria pone a su disposición mecanismos para llevar a cabo una liquidación efectiva del Impuesto sobre la Renta de la Persona Física (IRPF) durante un período impositivo distinto al exigible.

Hoy en ayudatributaria.com hablaremos con detalle acerca de este tema y te diremos todo lo que necesitas para declarar atrasos en la renta. Si los asuntos tributarios son de tu interés, también puedes echar un ojo a otros artículos relacionados como retenciones profesionales, su aplicación y compensación en el IRPF.

¿Qué debo hacer para declarar atrasos en la renta?

Si como contribuyente has recibido ingresos durante el período fiscal 2020 que superan la cantidad de 22 mil euros, estás obligado a rendir cuentas ante administración por medio de declaración de renta.

Lo ideal es hacerlo desde el 1 de abril de ese mismo año para evitar complicaciones o sanciones.

Pero un factor que debes tomar en consideración a la hora de tributar son los atrasos que corresponden a 2019, 2018, 2017 y años anteriores a los que debes hacer frente.

Cuando los atrasos son justificados y su responsabilidad no recae directamente en el contribuyente, es posible llevar a cabo la liquidación de rendimientos que derivan de períodos impositivos distintos a aquellos en los que son exigibles.

Los importes realizados se llevarán a cabo a través de la modalidad de autoliquidación complementaria, disponible en Agencia Tributaria.

¿Qué es una autoliquidación complementaria?

Es básicamente una declaración correspondiente a una obligación tributaria que ya fue presentada y de la que se ha obtenido un resultado económico distinto al esperado.

La autoliquidación de este nuevo período sustituirá a la anterior.

No obstante, la liquidación anterior tendrá validez únicamente en aquellas partes donde la nueva presentación no queda afectada.

Para que en realidad exista una autoliquidación complementaria debe haber una declaración anterior.

Pero también se le considera válida siempre que el contribuyente expresa taxativamente que se trata de una declaración complementaria y no de otro modelo.

¿Por qué se origina los atrasos?

1.- Resolución judicial

En este caso se toma en consideración lo establecido en el artículo 14 de la Ley 35 / 2006 del IRPF. 

Allí se establece que las rentas que derivan de una resolución judicial serán imputadas durante el ejercicio fiscal en el que la resolución tenga validez.

Ahora si el rendimiento no es percibido en el ejercicio en el que obtiene firmeza, no habrá razón para anexarlos en la declaración de ese ejercicio.

Sí debe ser presentado a través de modalidad autoliquidación complementaria con correspondencia al ejercicio en el que la resolución jurídica tuvo firmeza.

2.- Actualización de convenio colectivo

Hay retrasos que surgen como consecuencia de revisiones o actualizaciones de convenios colectivos, afectando directamente al trabajador si de ello derivan incrementos retributivos. Pero de igual manera hay formas de solventar este asunto a través de dos modalidades:

  • Ejercicios pasados: La imputación está relacionada a un ejercicio fiscal anterior. Por esta razón la liquidación se hará mediante declaración complementaria. En tal sentido, se debe tomar en cuenta el ejercicio en el que las cantidades fueron exigibles.
  • Ejercicios presentes: Prácticamente no reciben el título de atraso. Entonces, su liquidación se hará efectiva con los demás rendimientos del trabajo propio del ejercicio liquidado.

3.- Demoras en los pagos de las retribuciones hechas por el contribuyente

Ya se ha dicho que los rendimientos obtenidos serán imputados al período exigible. Pero si dicho atraso es justificado y no son imputables a la persona contribuyente, la declaración se hará el año cuando fueron percibidos. La imputación se realizará al período en los que fueron exigidos.

¿Cómo realizar una declaración complementaria?

¿Quieres saber cómo realizar una declaración complementaria? Aquí te diremos paso a paso qué debes hacer.

  1. Ingresa a la página oficial de Agencia Tributaria, teniendo a la mano información sobre el ejercicio correspondiente.
  2. Ubica la opción Modificación de Declaración justo en el apartado Más Trámites. Allí tendrás oportunidad de hacer rectificaciones y autoliquidaciones complementarias. Solo tienes que seleccionar la declaración que necesitas cambiar.
  3.  Tendrás que anexar los nuevos rendimientos o atrasos.
  4. Señala las casillas que correspondan para llevar a cabo el procedimiento. Estas van desde la 120 hasta la 126.
  5. Verifica la información incluida y después haz la declaración.

Declarar atrasos en la renta es asunto sencillo, pero para lograrlo debes seguir una serie de procedimientos que encontrarás en la web a Agencia Tributaria. A través de la modalidad Declaración Complementaria realizarás la autoliquidación correspondiente y evitarás contratiempos futuros.

Deja un comentario