¿Cómo tributa un legado y los impuestos a pagar?

La mayoría de los ciudadanos conocen el concepto de herencia, pero no todos están familiarizados con el legado. Ambos pueden estar incluidos en el testamento, solo que la función de cada uno es distinta. Un heredero es quien asume la titularidad de todos los bienes, dinero y deuda del dueño tras su muerte. Es quien obtiene el título universal de absolutamente todo. Teniendo en cuenta que, puede ser una o varias personas. Todo esto, según lo dictado en el artículo 659 del Código Civil de España.

Sin embargo, el legatario es quien asume un bien u objeto en particular designado en el testamento. En el documento se debe especificar exactamente qué se deja, de lo contrario no se puede legar. El o los herederos deben aceptar traspasar el bien al legatario. Para que esto se lleve a cabo, es necesario que esté bien descrito en el testamento. Al asumir cualquiera de las dos sucesiones, se considera un aumento del patrimonio que supondría el pago de un impuesto. En este caso, explicamos cuáles son los tributos a pagar si eres un legatario.

¿Qué impuestos se pagan por un legado?

tributos legado

Cuando se asume la responsabilidad como legatario, se deben asumir las consecuencias fiscales que trae consigo. Eso quiere decir que, al recibir una sucesión, sin importar la figura jurídica que se asigne, se debe pagar impuestos. Según la ley esta sucesión o donación se adquiere como incremento del patrimonio. 

En este caso, no se paga en el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf), pero sí se tributa en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Si se es heredero, legatario o receptor en cualquier figura jurídica. Así como también, quien sea beneficiario de una donación. Esto ocurre únicamente cuando el beneficiario es una personas física. En caso de ser una persona jurídica, debe pagar en el Impuesto de Sociedades.

Este impuesto regula todo lo relacionado a los incrementos del patrimonio relacionados a la sucesión -en cualquiera de sus versiones- y la donación. El mismo se paga en el siguientes seis meses posteriores a la muerte del titular. También, es posible recibir una prórroga por seis meses más, solo en caso de que el importe sea una cantidad muy alta.

¿Cómo se paga el impuesto?

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un importe progresivo. Mientras más valor posea el bien legado, más se debe pagar. La regulación del tributo es regional. Significa que cada Comunidad Autónoma cuenta con una legislación particular. Para abonar el mismo, se debe investigar cómo realizar el trámite, según la CCAA donde se encuentre.

Es importante tener en cuenta que, el pago se realiza en la CCAA donde está el bien legado. Si el fallecido no tenía  residencia fuera de España, el trámite se realiza desde la delegación de Hacienda en Madrid. Pero, si vivía en el país y los bienes están dentro, entonces se abona en la CCAA donde se ubiquen.

Al ser un trámite que depende de cada Comunidad Autónoma, se debe entender, además, que los porcentajes a pagar varían, dependiendo en dónde se ubique. Unas poseen pagos más altos que otras. Por ende, el pago por esta sucesión nunca será igual.

En caso de estar interesado en conocer un poco más sobre las herencias, aquí te mostramos un artículo exclusivo sobre el tema:

Leer: ¿Cómo pagar los impuestos al recibir una herencia?

Ahora que ya conoces cuál es el tributo y cómo pagarlo, hazlo. Si estás por recibir una sucesión como legatario, es importante mantenerse informado de las características propias del mismo. Y entender las diferencias entre un heredero y un legatario. Si posees más dudas relacionadas al tema, conversa con un experto sobre el tema. También, puedes comentar debajo en las cajas de comentarios.

Deja un comentario