Asiento contable aportacion socios para compensar perdidas

contabilidad de la sociedad

El artículo 704(d) del Código establece, en general, que la parte distributiva de las pérdidas de la sociedad (incluidas las pérdidas de capital) de un socio sólo se permite en la medida de la base ajustada de la participación de dicho socio en la sociedad (base externa) al final del año de la sociedad en el que se produjo dicha pérdida.    Si, en un ejercicio fiscal determinado, la participación de un socio en las pérdidas de la sociedad supera su base externa, las pérdidas se autorizan en la medida de la base y cualquier importe excedente se traslada para su utilización en el siguiente ejercicio fiscal en el que el socio disponga de base externa.    Salvo en lo que respecta a las deducciones relacionadas con las aportaciones benéficas y los impuestos extranjeros, la legislación actual y la anterior son idénticas.

Jen y Dave son socios a partes iguales en la sociedad JD.    Al final del ejercicio fiscal de la sociedad, pero antes de tener en cuenta las partidas de ingresos y pérdidas de la sociedad, Jen y Dave tienen cada uno una base de 50 dólares en la sociedad JD.    En el ejercicio fiscal, la sociedad JD tiene 20 dólares de ingresos imponibles no declarados por separado y una pérdida de capital a largo plazo de 150 dólares.

asiento de distribución de beneficios entre los socios

En la divulgación «ad hoc», Uniper afirma que el beneficio ajustado preliminar de la empresa antes de intereses e impuestos (EBIT ajustado) para los nueve meses de 2021 asciende a aproximadamente 600 millones de euros (año anterior: 405 millones de euros).

El aumento de los precios también ha dado lugar a un efecto negativo de los cambios en los valores razonables de los derivados no contabilizados como cobertura. Por lo tanto, como parte de los ajustes globales no operativos de Uniper, se registrará un impacto negativo de aproximadamente 7.000 millones de euros en los primeros nueve meses de 2021.

contabilidad de la sociedad

Si se establece en el acuerdo de operación conjunta, el socio gestor puede solicitar anticipos de efectivo a los socios para gestionar el flujo de efectivo para los costos de la empresa conjunta. En algunos sectores, estas solicitudes se denominan anticipos de caja, que se denominan y gestionan como aportaciones de los socios en la gestión de la empresa conjunta. El socio gestor utiliza el anticipo recaudado para cubrir los costes distribuidos de cada socio. Los costos distribuidos que no son cubiertos por las contribuciones de los socios son facturados al socio a través de facturas por cobrar utilizando el proceso Crear Facturas de la Empresa Conjunta. El proceso selecciona todas las distribuciones elegibles para su facturación, independientemente de si las contribuciones de los socios se han utilizado para cubrir algunas distribuciones parcial o totalmente. La factura captura el importe de la contribución del socio y el importe neto de la factura, que es el importe real que se facturará al socio después de deducir el importe de la contribución del socio.

La compensación a cobrar para la línea de factura de la contribución del socio debe registrarse en la misma cuenta de pasivo utilizada en la factura que se creó para cobrar el anticipo de efectivo de los socios. Por lo tanto, debe anular la cuenta de compensación a cobrar con la cuenta de pasivo original para crear asientos contables precisos.

wikipedia

Hechos: La empresa A ha adoptado la política de tratar las ganancias y pérdidas derivadas de la enajenación de los equipos que producen ingresos como ajustes de la provisión por depreciación del año en curso. La empresa B refleja dichas ganancias y pérdidas como una partida separada en la cuenta de resultados.

Respuesta interpretativa: Las ganancias y pérdidas resultantes de la enajenación de equipos que producen ingresos no deben tratarse como ajustes de la provisión para depreciación en el año de la enajenación, sino que deben mostrarse como una partida separada en la cuenta de resultados.

Si dicho equipo se amortiza sobre la base de un grupo de cuentas compuestas para flotas de vehículos similares, las ganancias (o pérdidas) pueden cargarse (o acreditarse) a la depreciación acumulada con el resultado de que la depreciación se ajusta a lo largo de un período de años sobre una base promedio. Cabe señalar que este último tratamiento no sería apropiado para (1) una empresa (como una compañía aérea) que sustituye su flota de forma episódica en lugar de continua o (2) una empresa (como una compañía de leasing de automóviles) en la que el equipo se vende después de un uso limitado, de modo que el equipo disponible es bastante nuevo y se contabiliza por importes estrechamente relacionados con el coste de adquisición actual.

Deja un comentario