Contrato por obra o servicio determinado modelo

Características del contrato de servicios

¿Qué es un contrato de servicios? Un contrato de servicios es un acuerdo entre una empresa y una persona que trabaja por cuenta propia en el que la empresa se compromete a pagar a la persona por una cantidad limitada de servicios sin que esa persona se convierta formalmente en un empleado.

Este tipo de acuerdos suelen realizarse para actos concretos, como pintar una casa o poner a punto un coche, aunque también puede haber trabajos de larga duración. En el contrato se especificará la naturaleza del trabajo contratado, su remuneración y cualquier otro detalle que se considere prudente expresar para aclarar el contrato.

Jurisprudencia sobre el contrato de servicios

El contrato de obra y servicio es uno de los tipos de contratos más frecuentemente celebrados. No sólo en el sector de la construcción (contrato de obra, contrato de arquitecto, contrato de ingeniería, contrato de vivienda prefabricada, contrato de promoción inmobiliaria o contrato llave en mano), sino también en una multiplicidad de otras situaciones en las que se celebra un contrato de obra y servicio como un:

Nuestros abogados expertos en derecho de la construcción y de la planificación y de los arquitectos centran su atención en primer lugar en la redacción de las condiciones generales de contratación pertinentes, y también en la verificación y/o revisión de las condiciones existentes. En este contexto, se plantean problemas especiales en los casos en que ambas partes contratantes utilizan sus propias condiciones generales de contratación cuando éstas son contradictorias o incluso entran en conflicto.

También surgen problemas si la prestación realizada por el empresario (contratista) es defectuosa, deficiente o incompleta. Los casos de esta naturaleza están sujetos a los derechos de garantía legales (subsanación de defectos o deficiencias mediante la reelaboración y reparación o sustitución, reducción del precio, rescisión del contrato como

Definición de contrato de servicios

La legislación polaca prevé varios tipos de relación laboral, basados en contratos regulados por el Código Laboral y por el Código Civil. En los últimos años, los contratos de derecho civil se han utilizado cada vez más, en gran medida por el menor nivel de obligaciones que se imponen al empresario. Las modificaciones introducidas en el Código de Trabajo en 2002 han tratado de prohibir la práctica generalizada de sustituir los contratos de trabajo por contratos de derecho civil.

Los contratos de trabajo son la forma más común de empleo. Proporcionan beneficios tangibles al empresario y al trabajador, en comparación con los contratos basados en el Código Civil (como el «contrato de mandato» o el contrato para realizar una tarea o trabajo determinado – véase más adelante). Al firmar un contrato de trabajo, el empresario consigue un empleado permanente y puede estar seguro de que el empleado llegará al lugar de trabajo a una hora determinada todos los días y respetará las instrucciones. Por otro lado, el empleado disfruta de muchas ventajas de las que carecen los que tienen contrato del Código Civil, como vacaciones pagadas, permiso de maternidad y cuidado de los hijos, e indemnización por despido en caso de despido colectivo.

Diferencia entre contrato de obras y de servicios

Los términos y condiciones específicos pueden llevar un contrato en muchas direcciones diferentes. Sin embargo, cuando el acuerdo final se hace oficial, el contrato, ya sea escrito o verbal, entrará en una categoría específica.

Al maniobrar la estrategia de gestión de contratos para su empresa, es importante que elija todos y cada uno de los tipos que pueda encontrar para maximizar el rendimiento, la preparación, la organización y el cumplimiento de los contratos.

Los contratos a precio fijo, también conocidos como contratos a tanto alzado, se utilizan en situaciones en las que el pago no depende de los recursos utilizados o del tiempo empleado. Con los contratos a precio fijo, los vendedores estimarán los costes totales admisibles de mano de obra y materiales y realizarán la acción especificada en el contrato, independientemente del coste real. Por ello, el precio fijo presentado en el contrato suele incluir cierto margen de maniobra en caso de que se produzcan costes inesperados.

Este tipo de contratos suele incluir beneficios por terminación anticipada (es decir, por cumplimiento de los deberes) y penalizaciones por incumplimiento de los plazos. Esta práctica habitual garantiza que el acuerdo, o la ejecución de la acción, o cualquiera que sea el objeto del contrato, se realice a tiempo.

Deja un comentario