Me deben dar copia de mi contrato laboral

contrato de trabajo en el reino unido

Si estás trabajando, es importante que entiendas cómo tu contrato de trabajo, escrito o verbal, establece los derechos y responsabilidades tanto tuyos como de tu empleador. Es importante saber qué puede incluir su contrato de trabajo, cómo afectan sus derechos a su situación laboral y qué hacer si tiene una queja o se ha producido un incumplimiento del contrato.

Por ejemplo, durante un periodo de prueba, es posible que no tengas todos los derechos que tendrás cuando termine el periodo. Pero no puede haber una reducción de tus derechos legales. Por ejemplo, a las vacaciones pagadas, a la baja por maternidad o a la indemnización por enfermedad.

Dependiendo del problema, es posible que puedas obtener ayuda y asesoramiento de Acas. Ofrecen asesoramiento gratuito, confidencial e imparcial sobre todas las cuestiones relacionadas con los derechos laborales en Inglaterra, Escocia y Gales. Llame a su línea de ayuda al 0300 123 1100 o visite el sitio web de Acas

¿puedo solicitar una copia de mi contrato de trabajo?

El contrato de trabajo es muy importante, ya que describe la relación entre el empleado y el empresario. Proporciona información sobre aspectos vitales de la vida laboral de una persona, desde su salario hasta la cantidad de vacaciones a las que tiene derecho, y establece si el trabajo es por un periodo de tiempo definido o si es de duración indefinida. Además, el contrato podría detallar aspectos como la confidencialidad, la protección de datos y las cláusulas de no competencia. También debe dar las pautas cuando se trata de los periodos de preaviso requeridos. A continuación examinaremos con más detalle algunos de estos aspectos del contrato de trabajo.

Los contratos de duración determinada pueden convenir a un empleador cuando sabe que tiene un objetivo específico a corto plazo que desea alcanzar y no tiene ninguna exigencia para el empleado después de este logro. Es posible que el empresario pueda emplear a un trabajador de una empresa de trabajo temporal para este fin. También puede beneficiar al empresario cuando hay cierta inestabilidad financiera en la empresa y sólo puede prever que necesitará al empleado durante un corto periodo de tiempo.

romper un contrato de trabajo antes de empezar a trabajar en el reino unido

Si estás empleado, existe un contrato entre tú y tu empleador.  Puede que no tengas nada por escrito, pero el contrato sigue existiendo. Esto se debe a que tu acuerdo de trabajar para tu empleador y el acuerdo de tu empleador de pagarte por tu trabajo forman un contrato. Su empresario debe entregarle una declaración por escrito el día que empiece a trabajar. Esta declaración debe contener ciertos términos y condiciones.

Un contrato os da a ti y a tu empleador ciertos derechos y obligaciones. El ejemplo más común es que tienes derecho a cobrar por el trabajo que haces. Tu empleador tiene derecho a darte instrucciones razonables y a que trabajes en tu puesto. Estos derechos y obligaciones se denominan «condiciones contractuales».

Los derechos que tienes en virtud de tu contrato de trabajo se suman a los derechos que tienes por ley: por ejemplo, el derecho a cobrar el salario mínimo nacional y el derecho a vacaciones pagadas.

Sólo se puede implicar un término por «costumbre y práctica» cuando no hay un término expreso que trate el tema. Por ejemplo, si has trabajado 35 horas semanales durante 10 años, aunque tu contrato diga que sólo debes hacer 30 horas, no tienes derecho a trabajar 35 horas por costumbre y práctica.

¿cuánto tiempo debo esperar para tener un contrato de trabajo?

Si estás empleado, existe un contrato entre tú y tu empleador.  Puede que no tengas nada por escrito, pero el contrato sigue existiendo. Esto se debe a que tu acuerdo de trabajar para tu empleador y el acuerdo de tu empleador de pagarte por tu trabajo forman un contrato. Su empresario debe entregarle una declaración por escrito el día que empiece a trabajar. Esta declaración debe contener ciertos términos y condiciones.

Un contrato os da a ti y a tu empleador ciertos derechos y obligaciones. El ejemplo más común es que tienes derecho a cobrar por el trabajo que haces. Tu empleador tiene derecho a darte instrucciones razonables y a que trabajes en tu puesto. Estos derechos y obligaciones se denominan «condiciones contractuales».

Los derechos que tienes en virtud de tu contrato de trabajo se suman a los derechos que tienes por ley: por ejemplo, el derecho a cobrar el salario mínimo nacional y el derecho a vacaciones pagadas.

Sólo se puede implicar un término por «costumbre y práctica» cuando no hay un término expreso que trate el tema. Por ejemplo, si has trabajado 35 horas semanales durante 10 años, aunque tu contrato diga que sólo debes hacer 30 horas, no tienes derecho a trabajar 35 horas por costumbre y práctica.

Deja un comentario