Se cotiza con un contrato de formacion

plazos de los contratos de formación

Si bien esto es cierto para un puñado de empresas, que contratan exclusivamente a partir de su cohorte de vacaciones, la mayoría de las empresas contratan a candidatos a partir de una solicitud directa de contrato de formación. No se desanime si no ha tenido la oportunidad de presentar su solicitud a una empresa antes de la fecha límite de su programa de vacaciones. Espere unos meses, construya su currículum en el ínterin e inténtelo en el verano.

Sí que cuenta. Aunque el primer año no cuente para la clasificación de tu titulación, las empresas se fijan en todo tu CV hasta la fecha, y eso incluye el primer año. Algunas empresas pueden ser más indulgentes que otras si has mostrado mejoras en tu segundo año, pero en última instancia debes recordar que este es un mercado altamente competitivo y que te estarás complicando la vida si te sientas y te relajas en el primer año.

Este es un consejo muy anticuado. Un simple vistazo a la página web de cualquier empresa lo desmiente en cuestión de clics. Las empresas contratan a los mejores candidatos, independientemente de dónde estudien. Si eres trabajador, estás motivado y puedes demostrarlo, nada te impide conseguir un contrato de formación en el bufete que elijas.

qué hacer si no se consigue un contrato de formación

Dicho esto, el contrato de formación es una bestia resistente y seguirá siendo el punto de entrada para muchos abogados. Los principales bufetes han dejado muy claro en el período previo a la introducción del SQE que no tienen planes de revisar radicalmente sus programas existentes. Hay algunos aspectos del nuevo «superexamen» que los bufetes no pueden ignorar: una gran pregunta es cuándo se presentarán sus alumnos a cada parte de la cualificación. En un momento dado se propuso que todos completaran el SQE1 antes de comenzar su formación de dos años, y el SQE2 hacia el final, pero ahora está claro que hay algo más de flexibilidad disponible.

El SQE, que antes estaba previsto para 2020, entrará en vigor en otoño de 2021 y los primeros exámenes del SQE1 tendrán lugar en noviembre. La información sobre el superexamen ha llegado a cuentagotas en los últimos dos años, quizás más lentamente de lo que muchas empresas hubieran deseado. Alexandra Reddington, ahora asesora de contratación y desarrollo de graduados de Morgan Lewis, nos dijo en 2020 que «hasta que [el bufete] obtenga los resultados completos de los pilotos de la SRA, no creo que podamos hacer mucho para prepararnos». Reddington confirmó, sin embargo, que «una vez que esté integrado, el SQE se convertirá probablemente en la nueva normalidad, pero hasta que no tengamos más información es sólo un caso de esperar y ver».

requisitos del contrato de formación

Nuestro programa estructurado de desarrollo de los becarios, de dos años de duración, se centra en el desarrollo de las habilidades técnicas y empresariales que son fundamentales para que te conviertas en un abogado de éxito. El número y la variedad de puestos disponibles en nuestros despachos le dan la oportunidad de obtener una verdadera amplitud y profundidad de trabajo durante su contrato de formación, lo que significa que no se sentirá presionado para seleccionar un área de especialización demasiado pronto en su carrera.

Pasarás seis meses en cuatro áreas de práctica diferentes y se te animará a pasar tiempo en cada uno de nuestros diferentes departamentos. No obstante, somos flexibles y trabajaremos con usted para adaptar su contrato de formación a sus preferencias y a las necesidades de la empresa.    Tendrás la oportunidad de pasar una plaza en al menos dos de nuestras oficinas.    En cada sede se le asignará un supervisor que le apoyará, animará y supervisará durante su estancia con ellos.    También tendrás acceso a un «compañero» que te guiará durante tu contrato de formación y te ayudará a sentirte como en casa desde el primer día.

derecho de los contratos de formación

El inicio de un contrato de formación es un momento emocionante para todos los implicados, pero en raras circunstancias las cosas van mal y un empleador o un aprendiz pueden intentar terminar el contrato de formación antes de tiempo.  Rob Marrs, nuestro Director de Educación, explica lo que implica el proceso, por qué puede ocurrir (y por qué no), y disipa algunos mitos comunes.

Tengo que decir que este es un tema del que nadie quiere hablar. Todo el mundo que pasa por un periodo de prácticas sabe que existe la posibilidad teórica de que un periodo de prácticas pueda terminar, pero siempre que su mente se vuelve hacia ello, se estremece y pasa a pensamientos más felices.

Pues bien, yo soy una de las voces del teléfono que habla con los becarios o formadores que llaman buscando orientación cuando los periodos de prácticas se vuelven un poco complicados. Les aseguro que estas llamadas no son frecuentes y las que buscan terminar un periodo de prácticas son aún menos frecuentes.

Sin embargo, una cosa que he podido constatar en esas conversaciones es que hay una idea un poco errónea de cómo y por qué se pueden rescindir los contratos de formación, quién tiene la facultad de rescindir el contrato de formación y cuál es el papel del Colegio de Abogados. Espero que este blog pueda tranquilizar relativamente las mentes.

Deja un comentario