Requisitos del Contrato de interinidad • ¿Puede convertirse en indefinido?

Valora la información

Muchas empresas hablan del contrato de interinidad o contrato de sustitución y su eficiente aplicación en los últimos tiempos. Se trata de un tipo de acuerdo utilizado para que una compañía puede cumplir con sus actividades regulares en caso de que un empleado tenga que ausentarse de su lugar de trabajo, dejando por sentado, claro está, su intención de regresar por derecho legal.

El contrato de interinidad se usado en situaciones bastante específicas. Se emplea cuando un trabajador o trabajadora debe salir de la compañía para la cual presta sus servicios por diversos motivos, siendo las vacaciones, lesiones, enfermedades ocupacionales, accidentes laborales o por maternidad, las causas más recurrentes.

Ahora, para saber un poco más qué es, cuáles son sus principales características, qué requisitos son necesarios para recurrir a él y cómo es su forma de aplicación, analiza con nosotros el siguiente artículo:

¿Qué es el contrato de interinidad?

El contrato de interinidad es un acuerdo de trabajo que permite a una empresa sustituir a un trabajador que cuenta con el derecho a que su vacante sea resguardada por el patrón. Generalmente, este compromiso es suscrito por un tiempo de duración corto.

También se ha hecho bastante común en casos en los que la compañía deba cubrir un puesto determinado mientras que aún se encuentra en proceso de selección de personal.

Y por su puesto que un empleado o trabajador que suscriba una relación laboral bajo esta modalidad, debe saber cuáles son las condiciones de su ingreso. De esta manera, se evitarán malos entendidos que pudieran terminar en un innecesario conflicto legal.

Al igual que el contrato de interinidad, en España existen otros acuerdos iguales de beneficioso para los trabajadores y empresas como el Contrato 289. Para conocer de qué trata este convenio haz click aquí.

Características del acuerdo

Este tipo de acuerdos cuenta con características muy específicas y aquí conocerás cuáles son:

  • El trabajador interino no será necesariamente quien ocupe el puesto de manera definitiva, si por alguna razón el sustituido no puede reintegrarse a sus labores en el lapso establecido.
  • El empleado sustituto tendrá que cubrir un puesto de trabajo a tiempo parcial.
  • El contrato de sustitución exige al trabajador completar la jornada del titular o trabajador sustituido, según conveniencias de la compañía o de acuerdo a lo establecido en la ley.

Requisitos para acceder a un contrato de interinidad

Actualmente, muchas compañías europeas llevan a cabo este mecanismo de la forma más segura y diligente posible. Pero aquí te vamos a mostrar cuáles son algunas de las consideraciones para apelar a este mecanismo. Presta atención a los ejemplos:

  • Empleados que poseen una excedencia laboral.
  • Disminución de las horas hombre por cuidado de hijos, en la mayoría de los casos recién nacidos.
  • Durante el proceso de selección de un candidato titular.
  • Sustitución de un trabajador por otro que haya solicitado disfrutar de sus vacaciones.
  • Sustitución de trabajadores autónomos independientes o TRADE.
  • Reemplazo de algún empleado por enfermedad ocupacional o por accidente laboral.
  • Reemplazo de socios trabajadores o socios trabajadores en cooperativas en cargos de alto riesgo, ya sea en situación de embarazo, adopción, descanso por nacimiento de un hijo y otros.

Forma y extensión

Cubrir una vacante bajo la modalidad de interinidad implica algunas formas que obligatoriamente se deben cumplir para evitar contratiempos. De igual manera, tiene que quedar establecido la extensión del contrato, así que para conocer un poco más acerca del tema, echa un vistazo a lo que viene a continuación:

Forma

Antes que nada, es importante que el contrato esté hecho por escrito. Los acuerdos de palabra, aunque usados en muchos casos, algunos con menos éxito que otros, tienden a generar malos entendidos innecesarios.

Adicionalmente, debe quedar por sentado que se trata de un contrato por un tiempo corto de duración. El trabajador sustituto tendrá que ocupar un puesto que legalmente pertenece a otra persona que lo más seguro es que regrese a sus labores.

También hay que dejar claro cuáles son las funciones por las que el interino será contratado y las razones por las cuales prestará sus servicios en un periodo corto de tiempo.

El trabajador sustituido tiene que ser notificado que otra persona ejercerá sus funciones mientras permanece fuera de la empresa.

En el contrato también hay que hacer clara referencia sobre si el nuevo trabajador desempeñará otro tipo de funciones, dejando a un tercer empleado fijo de la compañía las tareas del puesto vacante.

Con relación a la jornada de trabajo, el sustituto tendrá que completar las horas establecidas por la compañía para la que ha decidido prestar apoyo. No obstante, esta condición cambia si el contrato establece que solo deberá cumplir con una jornada parcial.

Extensión o duración

El contrato de sustitución tendrá vigencia mientras que el trabajador sustituido esté fuera de la compañía y no pueda regresar aún.

El hecho de que un empleado esté ausente, incluso mucho más tiempo del previsto, no implica necesariamente que el sustituto pase de la interinidad a lo indefinido.

Si el contrato es suscrito por la modalidad de vacante, el interino o sustituto estará el tiempo que lleve a la compañía hacer la selección de su personal. Por lo general, este tipo de acuerdos no dura más de los tres meses.

Extinción del contrato

Existen varias razones por las cuales una empresa da por culminado un contrato de interinidad. Y aquí alguna de ellas:

  • Regreso del empleado sustituido.
  • Cuando el tiempo de trabajo establecido por escrito en el contrato fenece, incluso, sin que el sustituido haya concretado su reincorporación.
  • Cuando se haya cumplido los tres meses requeridos por la compañía para escoger a su personal titulado o sencillamente cuando la empresa haya completado el proceso de selección.
  • Si el contrato se hace en la Administración Pública, se extingue tras la amortización del cargo ocupado por el empleado sustituto.

¿Puede un contrato de interinidad convertirse en indefinido?

La respuesta es definitivamente . Los contratos por sustitución pueden transformarse en un contrato indefinido en los siguientes casos:

  • Si el trabajador sustituido regresa a su puesto y el interino continúa en la empresa prestando apoyo con otras tareas.
  • Si el sustituto continúa apoyando en otras funciones, aún cuando la empresa haya encontrado a un candidato durante el proceso de selección de personal.

Indemnización

El tema de la indemnización tras la culminación de un contrato de interinidad ha estado en discusión desde hace mucho tiempo.

Anteriormente, un trabajador bajo estas condiciones no recibía un beneficio por desempleo. Pero las cortes europeas han orientado sus esfuerzos para evitar la discriminación al respecto.

Esto quiere decir que un trabajador sustituto debe gozar de los mismos beneficios que un trabajador amparado por la figura de contrato indefinido, una vez que el acuerdo haya culminado por cualquiera de las causas a las que ya se han hecho referencia.

Deja un comentario