Contrato de sustitución por anticipación de la edad de jubilación • Qué es, requisitos y obligaciones generales

El contrato de sustitución por anticipación de la edad de jubilación es otra forma de incentivar la contratación de personal desempleado. Es un mecanismo utilizado en los últimos años, logrando muchísimo auge sobre todo durante 2017, 2018 y 2019. Pero se quiere que este nuevo año, el asunto coja mayor impulso para beneficio de cada vez más personas.

Su principal objetivo es la contratación por lapso de tiempo de 1 año de trabajadores desocupados en sustitución de aquellos que por alguna razón han adelantado su edad de jubilación, la cual  por norma y ley es de 65 años.

El contrato de sustitución por anticipación de la edad de jubilación es un instrumento bastante complejo, así que para conocer con detalles sobre sus aspectos más importantes te invitamos a que continúes con nosotros y descubras cómo acceder a él y qué implicaciones tiene.

Requisitos para optar a un contrato de sustitución por anticipación de la edad de jubilación

Para poder optar por un contrato de sustitución hay que tomar en cuenta dos aspectos fundamentales:

  • Cualquier empleado con deseos de adelantar su jubilación debe faltarle por lo menos un año para alcanzar la edad establecida en ley.
  • El candidato para ocupar el puesto vacante debe estar registrado en la Oficina de Empleo y figurar como desempleado.

El cumplimiento de ambos aspectos es esencial para acceder a un convenio de esta categoría, por lo que es necesaria una evaluación exhaustiva para verificar que en verdad el procedimiento esté apegado a la norma.

Obligaciones generales

La suscripción de un contrato de sustitución también requiere del cumplimiento fiel de otras obligaciones. De esta manera, evitas malos entendidos y problemas legales a futuro.

Pero, ¿cuáles son esos compromisos de vital importancia para recurrir exitosamente a este tipo de convenios? Pues entérate a continuación:

  • El contrato debe realizarse por cualquiera de las formas existentes, a excepción de contrataciones a tiempo parcial o contrataciones eventuales por producción.
  • Este tipo de contrato debe tener vigencia por un año.
  • Si por alguna circunstancia la empresa decide prescindir de los servicios del trabajador contratado antes del tiempo fijado, el patrón debe encontrar un sustituto en un máximo de 15 días. Otro trabajador desempleado será el que pase a desempeñar las tareas requeridas por el tiempo que reste para cumplir el año.
  • El convenio debe hacerse por escrito, señalando, entre otros puntos, el nombre de la persona a la que se va a sustituir.
  • Los contratos de palabra no tienen cabida. De hecho, no son recomendables en ningún caso, ya que podría afectar la relación entre un trabajador y la empresa que lo contrata.

Otras consideraciones

También se debe tomar en consideración otros aspectos para hacer que este modelo de contrato funciones según la ley.

  • El patrón debe entregar una copia del contrato de sustitución al empleado jubilado y a sus representantes legales. ¿Por qué? Pues el documento debe ser consignado ante la Entidad Gestora para obtener el derecho a una pensión justa por concepto de jubilación.
  • Al culminar el tiempo mínimo establecido por el contrato, el trabajador en cuestión tendrá derecho a una indemnización.
  • La indemnización debe ser de ocho días de salario por cada año de trabajo o la que estipule cualquier normativa de trabajo.
  • El empleador está en la obligación de informar al trabajador sustituto sobre vacantes disponibles en la empresa. De esta manera, le da las mismas oportunidades que a otros empleados para acceder a un cargo permanente.
  • Que sean trabajadores sustitutos no quiere decir que no tienen derecho a la formación profesional de manera continua. En este aspecto no debe existir discriminación. Al igual que los empleados permanentes, los sustitutos por jubilación tienen derecho a ser capacitados, según los requerimientos de la compañía para la que prestan servicios. Esto garantiza mayor crecimiento profesional.

Incentivos contractuales

Hablar de un contrato de sustitución por anticipación de la edad de jubilación es hacer referencia a sus ventajas, siendo una de las más importantes su transformación a contrato indefinido.

Sí, muchas compañías que hacen este tipo de convenios manejan la posibilidad de ofrecer a sus candidatos sustitutos la opción de ingresar a fijos y obtener todos los beneficios que eso implica.

Pero al momento de que ocurra, la empresa que ha solicitado tus servicios tendrá que cancelar una bonificación de 41,67 € al mes, lo que corresponde a 500 € al año. Este beneficio se honrará por lapso de tiempo de cuatro años.

Conclusión sobre el convenio de sustitución

Los contratos de sustitución por anticipación de la edad de jubilación son herramientas de gran utilidad en el ámbito laboral. Son tan útiles como los contratos de interinidad o contrato indefinido bonificado.

Serás las personas desempleadas registradas en las Oficinas de Empleo las que obtengan este beneficio, considerado como uno de los mejores para fomentar el empleo.

Deja un comentario