Cuota integra estatal correspondiente a la base liquidable general sometida a gravamen

La declaración del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf) es un trámite tributario al cual están sometidos todos los contribuyentes en España. Es un proceso anual cuyo objetivo es rendir cuentas a la administración tributaria sobre las ganancias y pérdidas durante todo un año.

En este proceso, es necesario aportar un cúmulo de datos personales y financieros para canalizar el rendimiento económico del individuo así como de su grupo familiar. Tomando en consideración esta premisa, la Agencia Tributaria otorga beneficios y deducciones, según corresponda con la declaración.

Para recibir deducciones en la liquidación del impuesto, se deben realizar una serie de cálculos que determinan el importe y, dependiendo de las responsabilidad y cargas familiares, se obtienen algunas ayudas.

Entre los cálculos que deben desarrollarse dentro de la declaración está la cuota integra estatal correspondiente a la base liquidable general sometida a gravamen. Muchos de los contribuyentes no conocen de qué va este apartado y cómo se realiza el cálculo. Aquí te explicamos.

¿Qué es la cuota integra estatal?

Antes de ahondar a profundidad en el tema y el cálculo, es indispensable conocer qué es la cuota integra estatal. Este término responde a la sumatoria total resultante de aplicar los tipos de impuestos a la cuantía sobre la cual se tributa y de ahorro.

En trámites tributarios se debe tener en cuenta que existe una cuota integra estatal y autonómica. Para determinar cómo se calcula ambos términos, se debe comprender el punto de conexión entre ellos: la Comunidad Autónoma donde residen, el espacio geográfico donde se desarrolla la actividad económica.

Otro concepto que es importante tener presente en proceso es la base liquidable. Este no es más que la cuantía o la cantidad de dinero que se va a pagar por tal impuesto, en este caso en el Irpf.

¿Cómo se calcula la cuota integra estatal?

La cuota integral estatal está regulada desde el artículo 62 al 66 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Lirpf). El cálculo se basa, básicamente, en la sumatoria total de un conjunto de datos. Se realiza de la siguiente manera:

  • A la base liquidable general, es decir, sin restar el importe mínimo personal y familiar, se multiplicarán los tipos de impuestos estatales que correspondan. Esto dará como resultado la cuota íntegra estatal general.

Base liquidable x importe estatal: Cuota integral estatal general.

  • Se aplica la misma cuantía a la base liquidable, pero esta vez descontando el importe mínimo personal y familiar.

Base liquidable del ahorro x importe estatal: Cuota integral del ahorro estatal.

  • La cuantía resultante de la cuota integral estatal general y de la cuota integral del ahorro estatal para obtener la cuota integra estatal.

Cuota integral estatal general – Cuota integral del ahorro estatal: Cuota integra estatal.

Para realizar este proceso en el ejercicio de este 2020, la Agencia Tributaria estima la siguiente escala general:

escala general

Este resultado supone que el Impuesto de Personas Físicas está regulado, en un 50 %, por las comunidades autónomas. Ya que se les permite a estas fijar ciertos importes que determinan el pago del tributo en general.

Como habrás notado, este cálculo es sencillo. Tan solo es necesario tener a mano los importes antes mencionados y realizar las sumatorias.

¿Cómo hacerlo si estoy en el extranjero?

Los españoles que viven fuera del país y también realizan este impuesto, también deben realizar el cálculo. Sin embargo, la escala general a considerar son las siguientes:

extranjero

En caso de desear conocer mucho más sobre este proceso, dejamos aquí este enlace que lleva a una guía realizada por la Agencia Tributaria.

Deja un comentario