Diferencias entre la base reguladora y la base de cotización

Al momento de recibir una pensión (por incapacidad, jubilación, viudedad y cualquier otra) se toman en cuenta una serie de cálculos indispensables para definir una cuantía. Para que este importe sea posible, se requiere de sacar, primero, la base de cotización y posteriormente la base reguladora. Si te has familiarizado con los términos de la Seguridad Social, es probable que los hayas escuchado alguna vez, pero, ¿Conoces realmente qué es y cuáles son las diferencias entre ellos?

La Seguridad Social protege al trabajador cuando, por alguna circunstancia, no pueda continuar en su puesto de trabajo. En ese caso, basando en características individuales, define una cuantía sobre la cual se tiene acceso mientras se recupera y vuelve a su rutina laboral. Para conocer más sobre este tema, aquí vamos a explicarte qué función cumple cada uno en las prestaciones y cuáles son sus principales diferencias.

¿Qué es la base reguladora y la de cotización?

Antes de iniciar con la lista de diferencias, es importante conocer las definiciones de cada una. Tanto la base reguladora como la de cotización son determinantes para establecer la cuantía a recibir como pensión. En todo caso, aquí explicaremos con más a detalle sus definiciones:

Base de cotización

La base de cotización es el salario mensual de un trabajador. En este ingreso se incluyen los pagos extras, vacaciones y más. De este total, se establece un porcentaje que va dirigido a la Seguridad Social. Se abona por distintas partes. Mensualmente la empresa para la que se trabaja retiene una cantidad y la envía. Pero la empresa, también envía su parte. Esto, con el objetivo de fortalecer el sistema.

Es importante acotar que este funcionamiento solo se adapta a los empleados dependientes, los autónomos deben abonar por sí mismos mensualmente a la Seguridad Social. Aunque anualmente se definen porcentajes para retener, la cuantía total se establece por estudios, horas trabajadas y extras.

Si quieres saber más sobre el tema y cuál es tu base de cotización, aquí tenemos un artículo especial para ti

Leer: ¿Cómo saber cuál es mi base de cotización?

Base reguladora

Por su parte, la base reguladora es herramienta que se utiliza para determinar cuál es el porcentaje de prestación a recibir. Para obtenerla, es importante contar, primero, con la de cotización. La misma se obtiene por medio de un cálculo. Para ello, es necesario dividir el salario nómina del trabajador y la cantidad de cotizaciones.

Esta permite, además, que ninguna prestación por pensión sea igual en dos personas. Porque adicional a estos datos, en el cálculo también intervienen otras características del empleado, contrato de trabajo y la cantidad que posea, obviamente, la base de cotización.

Si quieres saber más sobre el tema y cuál es tu base reguladora, aquí preparamos un artículo de interés

Leer: ¿Cómo saber cuál es mi base reguladora?

¿Es lo mismo la base de cotización y la reguladora?

Partiendo de los dos conceptos se puede inferir, de forma ligera, que son términos con muchísimas diferencias. Pero que, pese a ello, dependen el uno del otro para poder definir la prestación del trabajador. Aquí vamos a enumerar algunas diferencias adicionales:

  • La base de cotización es el salario neto del contribuyente, mientras que la reguladora es un indicador para establecer la cuantía de la prestación.
  • La base de cotización se puede obtener por varias vías como por la página web de la Seguridad Social, mientras que la reguladora nace de un cálculo que no se muestra en la web de la entidad.
  • La base de cotización se abona mensualmente a la Seguridad Social, mientras que la base reguladora utiliza estos abonos para establecer un total.
  • La base de cotización incluye los pagos de horas extras, vacaciones y más, mientras que con la reguladora se establece un porcentaje a pagar.

Deja un comentario