¿Tengo que pagar impuestos si le doy dinero a un hijo?

¿Tengo que pagar impuestos si le doy dinero a un hijo?
5 (100%) 1 vote[s]

Dar dinero a los hijos para ayudarlos en determinados momentos es un acto natural. Los padres procuran forjar el futuro de sus hijos y, en ciertas ocasiones, apoyarlos económicamente para que puedan alcanzar sus metas. Es por ello que, dar dinero a los hijos en sí mismo no acarrea impuestos. Sin embargo, todo el panorama cambia dependiendo de la cuantía que haya otorgado. Es por ello que, debes tomar a consideración este tipo de regalos y estudiar muy bien sus consecuencias.

La Hacienda es especialista en captar las altas cantidades que implicarían un impuesto; es por ello que no podrás salvarte de ella. Existe un proceso para dar dinero a los hijos y evitar un problema con los impuestos; vale destacar que, este mismo mecanismo se utiliza de hijos a padres. Si quieres saber más sobre el procedimiento, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos más a detalle cómo dar dinero sin pagar impuestos.

Vías para evitar los impuestos

impuestos

Es habitual que, los padres deseen ayudar a los hijos económicamente. Uno de los errores más frecuente es que, tras superar los 50 años, los padres ceden grandes cantidades de dinero mientras planifican su jubilación. Es por ello que, hay varias formas de prestar dinero a la familia sin acarrear grandes consecuencias. El primer paso es hablar sobre las finanzas. Reconocer los puntos a favor en contra y ver si es más factible dejar dinero o establecer una herencia.

Sin embargo, hay dos formas totalmente legales que te permiten hacer este proceso sin mayores inconvenientes. En caso de que descartes por completo la herencia por sus múltiples desventajas, tienes las opciones de: hacer un préstamo o una donación. Es importante, antes que todo, reconocer que ambos trámites tienen debilidades y fortalezas. Pese a ello, aquí te explicamos cómo funciona cada uno para que puedas escoger el que mejor se acomode a tu situación.

¿Cómo donar dinero sin pagar impuesto?

Se considera una donación cuando se cede dinero sin obligación; vale destacar que, este dinero no se devuelve, a diferencia del préstamo. Por lo general, esto ocurre entre familiares; sobre todo entre las familias directas de primer grado; es decir, padres a hijos o hijos a padres. El Código Civil, en su artículo 618, define la donación como «un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta». Siguiendo este concepto, podríamos asegurar que en España la donación no solo supone dinero, sino también cuando bien u objeto.

Todo lo relacionado a este tipo de regalo se regula a través del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Vale destacar que son las mismas leyes que ordenan todo lo vinculado con las herencias. La forma en cómo se maneja este tema dependerá de cada comunidad autónoma. Eso significa que, cada región tiene una legislación distinta. Cada una puede aplicar excepciones o beneficios, según su conveniencia. Sin embargo, existe una norma general que plantea mantenerse en el país. Por ejemplo, se define que mientras más cercano sea el parentesco, menor será la cantidad de impuestos que debes pagar. La cuantía entre padres e hijos, será distinta a primos, hermanos, tíos y demás.

Hay comunidades autónomas, como Madrid, en donde las donaciones tienen una bonificación de un 99 %; este proceso debe hacer con un documento notarial.

¿Hay un límite para hacer donaciones?

Con frecuencia escuchamos que existe un límites en donaciones que, superado esta cantidad, se deberá pagar impuesto. La respuesta a este pregunta es no. No hay un límite en este caso. La verdad es que deberás declarar cualquier cantidad de dinero que des a una persona. Incluso si le otorgas $500 euros como regalo en ocasión específica. Todo ello dependerá de la cantidad. Legalmente no existe un monto exacto para ello; por esta razón, se considera que la cantidad es inferior a los tres mil euros, no ocasionará mayor inconveniente, además de declararlo. Si supera esta cuantía, debes tener en cuenta que Hacienda pondrá la mirada sobre estos movimientos.

Vale mencionar que, no solo el dinero donado debe declararse, sino cualquier bien u objeto. Evadir este proceso es sinónimo de sanción en cuanto a las instituciones tributarias. Es por ello que, pagar o no impuestos por dar dinero a los hijos parece ser un tema más complejo de lo creído. La idea es apelar a la racionalidad. Si es un monto superior, tenes tener en cuenta que puede traerte consecuencias tributarias. Siempre y cuando realices todo en forma legal y apegado a la estructura de Hacienda, no tendrás inconvenientes.

¿Cómo hacer un préstamos sin pagar impuestos?

préstamo

El préstamo se maneja de forma totalmente distinta a la donación. El principal factor que debe tomarse en cuenta es que, luego de recibir el dinero, se debe devolver dinero con o sin intereses. Es obligatorio, según las leyes españoles, regresar la cuantía. En caso de que desees hacer un regalo a un hijo y no deseas que te regresen el dinero, debes optar por la donación.

Luego de descubrir que sí, definitivamente quieres hacer un préstamo, lo primero que debes hacer es documentar el trámite. Con ello no referimos a que debes redactar un texto donde se explique  el proceso, la cantidad, las razones del préstamo y el porqué. Además de ello, debes especificar quiénes son las personas involucradas, el lapso para regresar y los intereses. Este documento debe estar certificado por un notario público o privado.

Siempre, bajo cualquier circunstancia, debe pasar por trámites de Hacienda. Para hacer este proceso de forma lícita, debes completar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (AJD). Vale destacar que este procedimiento está exento de impuestos. Es por ello que, en ocasiones, no existe mejor forma de dar dinero a un familiar que el préstamo; sin embargo, es necesario pagar para no incurrir en fraude.

Problemas con Hacienda y los préstamos

Si decides hacer un préstamo debes tener mucho cuidado. Hacienda está al pendiente de estos movimientos y si descubre que estás disfrazando un préstamo en forma de donación, tendrás un problema. Deberás pagar el impuesto que corresponde, más una multa por las acciones ilícitas. Es por ello que, la recomendación principal es definir si este, realmente, es la modalidad que te conviene.

Entre las tantas cosas que investiga Hacienda cuando detecta este ilícito, es el plazo en el cual se devuelve el dinero. En los errores más habituales está en no cumplir con el lapso establecido por la institución. Entre familia no se cumplen estos pasos, sino que se paga todo al final; en este caso, Hacienda lo asume como una donación. Cuando pagues, la institución tributaria verá que no cumpliste los pagos en el lapso debido y te sancionará como antes explicamos.

Para evitar estos problemas, la recomendación es que el trámite se asuma como un préstamos bancario pero sin intereses. Adicional a ello, se aconseja dejar constancia en documentos escritos y firmados por las parte. Finalmente, hacer los pagos mediante transferencias bancarias para tener un respaldo en físico y digital de los movimientos.

Después de conocer haber leído todo lo relacionado con este proceso, esperamos que hayas aclarado tus dudas. Toma en cuenta las opciones y piensa cuál se acomoda mejor a tu situación. Si quieres información adicional y más asesoría legal en cuanto al tema, te recomendamos que converses con un abogado especialista en el tema.

Deja un comentario