Impuesto de sucesiones • Qué es, dónde se paga y trámite

Impuesto de sucesiones • Qué es, dónde se paga y trámite
5 (100%) 1 vote[s]

Cumplir con las obligaciones fiscales es obligación de todos. Informarse sobre el proceso de cada uno forma parte de la tarea ciudadana para estar a cuentas con el Estado. Entre los distintos impuestos que se abonan en España, se encuentra el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Al hablar de él aún genera ciertas dudas porque se desarrolla de forma diferente dependiendo de la comunidad autónoma donde se reside.

Este es considerado uno de los impuestos más importantes en España, pues está vinculado a las herencias y donaciones. El patrón para cumplir con él es similar en el territorio nacional, pero la forma de pago, la cuantía y ciertos matices cambian. Si estás por recibir una donación o herencia y quieres saber un poco sobre este impuesto, continúa leyendo. En las siguientes líneas te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el tema.

¿Qué es el impuesto de sucesiones?

Desgravar en la declaración de la renta

El impuesto de sucesiones, formalmente llamado como impuesto de sucesiones y donaciones, es aquel tributo que grava una persona cuando recibe una herencia o donación. Específicamente es el importe que se paga por recibir la propiedad o el dinero de un familiar tras su muerte. En caso de que no se haya dejado un testamento u orden de las propiedades del fallecido, los bienes pasan a manos del Estado.

Aunque las sucesiones y las donaciones son figuras distintas a nivel trámite, se recogen en una misma normativa.

Si quieres saber más sobre el trámite, importe y proceso de las donaciones lee este artículo donde se explica todo lo que necesitas saber: enlace.

Las características principales de este tributo son las siguientes:

  • Es un impuesto personal. Esto lo pagan los herederos o beneficiarios de una donación. El mismo tiene un plazo específico para cancelarse.
  • Es un impuesto directo sobre un bien, inmueble o ingresos. El mismo se abona a la Administración Pública.
  • El impuesto es progresivo. Eso significa que mientras más grande sea el bien o mayor la cuantía en dinero, mayor será el impuesto.
  • Está organizado y regulado por cada comunidad autónoma. Eso significa que el importe varía según donde residas.
  • No tiene una cuantía fija. Es decir, es que subjetivo porque toma en cuenta las características de la herencia o la sucesión, así como el parentesco del dueño principal.

¿Qué documentos necesito para pagarla?

estados

Para tramitar el proceso de pago del impuesto de sucesiones y obtener la herencia, necesitas adjuntar ciertos documentos. Entre ellos están los siguientes:

  • Certificado de defunción.
  • Registro de últimas voluntades.
  • Declaración de herederos. En su defecto, también es posible presentar documento privado con los bienes del familiar que falleció.
  • Fotocopia de los Documento Nacional de Identidad (DNI) de todas las personas involucradas en el proceso.
  • Copias y certificados de todas las entidades bancarias que poseía el fallecido con el saldo de sus cuentas y movimientos hasta el día de la muerte.

¿Cuánto se paga por el impuesto?

tramitando declaración

El valor del impuesto no es específico. No hay una cuantía estándar por la cual se pueda definir este proceso. Aunque este es uno de los puntos más importante del proceso, conocer el valor del impuesto no es tan fácil. En algunos casos puede ser más costoso que en otros. La realidad es que la única forma de conocerlo averiguarlo en la comunidad autónoma donde vives. Como antes hemos mencionado, este impuesto depende netamente de ellas y por ende, en cada provincia el importe es distinto.

En algunos casos, el impuesto es tan alto que las personas prefieren no reclamar la herencia. Cada día hay más personas exigiendo la reducción del impuesto en estos casos. O, por lo menos, cuando se trate de padres e hijos y cónyuges. Vale decir que el pago de este impuesto se hace en la comunidad autónoma del fallecido, sin importar si el heredero vive en otra; debe cumplir con las leyes que rige la persona que murió.

Para darte una visión general del panorama, aquí te dejamos una lista de las comunidades autónomas que tienen una cuantía mayor para este impuesto son:

  • Andalucía.
  • Asturias.
  • Aragón.
  • Murcia.
  • Castilla.
  • León.

Por otra parte, las comunidades autónomas que tienen una cuantía más baja, en algunos casos casi inexistentes son:

  • Canarias.
  • Madrid.
  • La Rioja.
  • País Vasco.
  • Navarra.

De todas ellas Madrid es la que se posiciona como la comunidad autónoma que menos importe solicita a los herederos cuando se trata familiares directos. Hay otros casos donde se prefiere dar por perdida la herencia.

¿Cómo calcular el importe a pagar?

Aunque el cálculo del impuesto es un trabajo netamente de la comunidad autónoma, podemos tener una pequeña idea de cuánto será el importe teniendo en cuenta las siguientes indicaciones. En primer lugar, el parentesco con el fallecido es determinante. La norma establece que existen cuatro grupos con los cuales se clasifica a la familia:

  1. Grupo uno: integrado por los hijos naturales y adoptados menores de 21 años.
  2. Grupo dos: integrado por los hijos naturales y adoptados mayores de 21 años, cónyuge y padres.
  3. Grupo tres: Hermanos, tíos y sobrino.
  4. Grupo cuatro: primos, otros familiares y personas que no integran la familia.

Después de determinar ello, se ubica el porcentaje en la comunidad autónoma y se puede tener un importe general de lo que puede costar recibir la herencia.

Pasos para pagar el impuesto de sucesiones

La muerte de un familiar no solo implica la pérdida del mismo, sino que a ello se suma la situación fiscal que debe asumirse. Como sabemos que es un camino complicado y lleno de dudas, dejamos esta guía completa de todos los pasos a seguir para pagar el impuesto de sucesiones.

Obtén el certificado de defunción

El primer paso es ir la Registro Civil y solicitar el documento que dé certeza de que la persona falleció. Para ello se debe aportar los datos del fallecido como nombres, fecha de defunción y más. En cualquier caso, se recomienda llevar el libro de familia y solicitar tres ejemplares del documento para garantizar próximos trámites.

Obtén el certificado de actos de última voluntad

En el Registro General se tramita este documento. Para la solicitud del mismo debe adjuntarse el acta de defunción. Es importante tener en cuenta que, solo puede solicitar luego de haber pasado 15 días desde la muerte de la persona. También debe presentarse el Modelo 790 y pagar la tasa en cualquier banco colaborador con Hacienda.

Solicitar copia del testamento

Si existe testamento, se debe ir a la notaría y pedir al mismo notario que firmó el documento una copia autorizada. Vale destacar que, este documento solo puede retirarlo los herederos legales.

¿Y si no hay testamento?

En caso de que no haya testamento los herederos deben hacer una Declaración de Herederos. Como este impuesto está regulado diferente por cada comunidad autónoma, cada uno tiene una estructura diferente de cómo establecer al heredero. Sin embargo, se puede asumir que, en líneas generales, las personas que van a heredar son las siguientes y en este orden:

  • Hijos.
  • Cónyuge.
  • Padres, si el fallecido no tiene hijos ni cónyuge. Si estos también murieron serán los abuelos.
  • Hermanos o sobrinos.

Manifestación de la herencia

Este es un documento que acoge todo el inventario y el valor de la herencia. Tanto los bienes como del dinero. En el mismo también se describe los derechos y obligaciones que responden a la herencia. Después de ello se debe liquidar el impuesto. Para hacerlo no es necesario entregar una escritura pública, es posible entregar una privada. En él están los datos del o los herederos, el valor de la herencia y los derechos y obligaciones del fallecido.

Después de leer esta guía esperamos que se haya disipado todas las dudas. Sigue los pasos aquí descritos para que pague el impuesto de sucesiones.

Deja un comentario