Qué hacer si finaliza mi contrato mientras estoy de baja

Es probable que un contrato de trabajo termine cuando un ciudadano está de baja por incapacidad temporal. No es motivo de desespero y el desarrollo del proceso está determinado la razón: si está en casa por una enfermedad común o causada por el empleo mismo.

Aunque supone una situación complicada, es importante tener claro que el trabajador, dada a su condición, mantiene ciertos beneficios como la prestación económica por la incapacidad. El importe podría varía, dependiendo de las razones de la baja.

Otros factores se determinan en el proceso. Pero lo que sí debes tener en mente es que un contrato puede terminar porque tenía un periodo determinado de vigencia y finalizó mientras se estaba de baja; o, por despido por parte de la empresa.

En este punto es normal tener dudas, ¿Qué ocurre con las prestaciones por la incapacidad? ¿Se tiene derecho a cobrar subsidio por desempleo? Todas estas interrogantes las despejaremos en los siguientes párrafos.

¿Qué hacer si el contrato termina estando en incapacidad temporal?

Lo primero que se debe tener en cuenta para Hay dos motivos por los cuales un trabajador se puede ir de baja por incapacidad temporal. El primero es por enfermedad común, que supone cualquiera que descompensación de salud que resulte de causas comunes.

La segunda opción es por enfermedad laboral o profesional, esta responde a accidentes o enfermedades provocadas por el área de trabajo. Puede ser caídas resultantes de la actividad laboral o descomposición corporal porque labora en un ambiente contaminado o riesgoso para la salud.

Dependiendo de cuál de los dos escenario sea el indicado, el resultado en caso de terminar el contrato, sería diferente. Ahondaremos un poco más sobre el tema.

Baja por incapacidad común

Siempre que el trabajador haya cotizado 360 días o más, le corresponde un pago máximo que será abonada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (Inss) o por la propia Mutua.

El plazo de este cobro será hasta que finalice el contrato. Desde este día, la entidad encargada de abonar el importe mantendrá el pago hasta que obtenga el alta médica. En este punto el ciudadano queda formalmente en desempleo y sin prestaciones.

El trabajador debe tener en cuenta que desde el día que termina el contrato hasta el día del alta se irá descontando de la prestación, así como de la jubilación.

Es indispensable hacer el trámite para cobrar el paro en el  Servicio público de Empleo Estatal (Sepe) y mantenerse en busca de trabajo constante.

Baja por incapacidad laboral

Cuando la incapacidad resulta de un inconveniente laboral, el tratamiento es diferente porque la empresa es responsable de la seguridad y la salud del trabajador. En este caso correspondería una prestación por nivel asistencial o contributivo; bajo cualquier contexto también es válido un subsidio.

En este caso, desde que termina el contrato hasta el día del alta, no se descontará la prestación del contribuyente. Al finalizar el alta, el ciudadano puede optar fácilmente por el subsidio por desempleo. El Sepe no cotiza a la Seguridad Social por este tiempo.

En este plazo, el trabajador tiene 15 días hábiles para solicitar la prestación por paro en el Sepe.

¿Qué pasa cuando no tiene derecho a prestación ni subsidio por desempleo?

Las prestaciones de la Seguridad Social son herramientas que se usan para ayudar y prever al trabajador ante situaciones vulnerables como enfermedades, jubilación, incapacidades, maternidad y más. Se otorgan cuando el contribuyente está en estas desafortunados o de gastos excesivos ante los escenarios planteados.

Para hacer uso de estos beneficios es necesario haber cotizado ante la Seguridad Social al menos un año. Cuando el contribuyente no tiene las cuotas completas, no cuenta con el derecho de optar por las prestaciones.

En otros casos, el trabajador sí cobra la prestación hasta recibir el alta médica, pero lo cobrado no tiene dónde descontarlo; en ese punto no tendrá efectos lo previamente explicado y terminará en situación legal de desempleo.

Deja un comentario