Rectificar una factura y anularla no es lo mismo

Rectificar y anular una factura no es lo mismo. Definitivamente existe un amplio margen que separa ambos conceptos. Los proceso de realizar facturas suelen ser complicados. Son largos, tediosos y deben cumplir con un proceso regulado en el Reglamento de Facturación.

Es un trámite que debe realizarse con sumo cuidado y revisarse un par de veces antes de emitirla. En el proceso de cálculo es normal que puedan surgir errores, pero se requiere revisiones constantes para enviar el documento lo más preciso posible.

Cuando se detecta un error después que la factura ya fue procesada existen dos formas de proceder: rectificar o anular. Siempre se debe recurrir, primeramente, a la rectificación. En algunos casos, marcados por la ley, se puede pasar a anular la factura.

Pero, ¿Cuándo se debe rectificar y cuándo anular? ¿Cómo se realiza cada proceso y qué se debe tener en cuenta sobre cada paso? Aquí explicaremos los pasos a seguir si cometiste un error en facturación.

¿Cómo hacer una rectificación de una factura?

La rectificación de una factura es un proceso cuyo objetivo es corregir uno o varios datos en un factura emitida. Este proceso supone consecuencias para la empresa, pero es viable siempre y cuando se encuentre dentro de un plazo prudencial.

La factura rectificativa puede producirse por distintos motivos:

  1. Números incorrectos de la factura principal.
  2. Fecha incorrecta.
  3. Cuantías mal calculadas.
  4. Errores en los datos del emisor o receptor del documento.
  5. Fallo en la cuota paga.
  6. Tipo de IVA mal aplicado al caso.

Pasos para rectificar por error en datos del receptor o fechas

En cualquiera de estos casos, la respuesta es emitir una factura rectificativa en la cual se debe corregir los datos erróneos, así como explicar la razón de la misma. Por ejemplo: La factura inicial presenta un error en la fecha de emisión, por ende, se tramita la emisión de una nueva.

No será necesario indicar en el documento el porqué de su emisión ni tampoco agregar “factura rectificativa” en la parte principal. Sin embargo, si se incluyó mal algún dato del receptor, la nueva factura debe indicar “rectificación por (el error cometido) incorrecto del receptor”.

Es importante para la empresa conservar ambos documentosQue se emita una nueva, no es sinónimo de que la inicial no tenga validez.

Es importante emitir la nueva factura al cliente, quien también debe conservar ambos documentos.

Pasos para rectificar importes o tipo de IVA mal aplicado

Cuando la factura se debe modificar por malos cálculos del importe, IVA mal aplicado se puede hacer el proceso de dos formas:

  1. Indicando el error de corrección de modo que, si fue un error en el importe, si le incluya la cifra correcta con un signo de más (+) o menos (-) dependiendo del caso a modificar.
  2. Colocando el importe correcto de forma directa indicando el concepto de la cantidad errónea de la factura anterior.

¿Cuándo y cómo anular una factura?

Anular la factura es un proceso totalmente diferente que no suele ocurrir. Bajo ningún concepto se anula una factura por los motivos previamente explicados. Debe existir razones fundamentadas por peso y ocurre, generalmente, cuando se devuelve un producto o se cancela el servicio cobrado por anticipación.

Deja un comentario