¿Cómo rellenar el modelo 123? • El ingreso de retenciones de préstamos

El modelo 123 es el medio que tiene la Agencia Tributaria para liquidar las retenciones e ingresos a cuenta de algunos rendimientos del capital mobiliario o ciertas percepciones, tales como los intereses recibidos como consecuencia de los préstamos otorgados por terceros.

Es una obligación fiscal que se debe presentar cada tres meses por parte de autónomos, empresas y comunidades de bienes. El mismo se puede presentar ante la Aeat a través de su versión telemática, desde la plataforma digital de la entidad o en su modalidad en físico, por vía presencial.

Para hacerlo desde la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria es necesario contar con un DNI o certificado electrónico que dé acceso al trámite. Para adquirir la versión impresa, tan solo es necesario descargar el formato en PDF desde la web de la entidad tributaria.

¿Qué es el modelo 123?

El modelo 123 es una declaración trimestral que deben presentar las personas físicas, jurídicas y otras entidades. Es el pago que estos contribuyentes deben hacer a la entidad tributaria por las cantidades a las cuales se está en la obligación de retener e ingresar en distintos impuestos. Estos serían: Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf), el Impuesto sobre Sociedades y el Renta de no Residentes (IRNR).

Estas cantidades obligadas a retener e ingresar responden a ciertos rendimientos de capital mobiliarios y rentas. Generalmente se presenta por pago de intereses de préstamos de entidades bancarias o por la repartición de dividendos.

Es importante tener presente que no es necesario declarar, en este modelo, las rentas que se hagan el los formularios 115, 117, 124 y 128.

¿Cómo rellenar el modelo 123?

Para rellenar este modelo es necesaria la sumatoria de todas las cuantías percibidas en el trimestre que están sujetas a retención. Estas se deben distanciar de las retenciones prácticas mientras se indica el tipo aplicativo. Es importante acotar el número de sujetos pasivos a los cuales se les aplica la retención.

El modelo está compuesto por cinco apartados que son fáciles de rellenar. Para aprender cómo se realiza el trámite, sigue cada uno de estos pasos:

Apartado uno: Identificación

El primer apartado es el más sencillo de todos porque solo está compuesto por casillas en las cuales es necesario rellenar con información personal.

Para ello se debe cumplimentar el Número de Identificación Fiscal (NIF), nombres y apellidos del contribuyente o razón social. También todos los datos relacionados con el lugar de domicilio y número de teléfono.

Apartado dos: Devengo

El segundo apartado está compuesto por cumplimentar las casillas del ejercicio -que es el año en el cual se presenta la declaración- y el periodo.

Recuerda que este documento tiene cuatro plazo de presentación durante el año:

  • Primer semestre: del 1 al 20 de abril.
  • Segundo semestre: del 1 al 20 de julio.
  • Tercer semestre: del 1 al 20 de octubre.
  • Cuarto semestre: del 1 al 30 de enero del año que sigue en el ejercicio. Cuando la liquidación corresponda en este ejercicio del año, se debe presentar adicional modelo 390.

Apartado tres: Liquidación

En cuanto a la liquidación se deben rellenar una serie de casillas que darán respuesta al pago de esta declaración. Se cumplimenta de la siguiente manera:

  • Casilla 01: cantidad de los contribuyentes que percibieron rentas de este capital mobiliario.
  • Casilla 02: el cálculo que resulte de la sumatoria de las bases de retenciones e ingresos a cuentas. Para contabilizar esta casilla se deben seguir los pasos indicados en el Reglamento del IRPF.
  • Casilla 03: todas las retenciones e ingreso a cuenta del año en el cual se realiza la declaración.

Las casillas que siguen desde la cuatro en adelante se deben cumplimentar, únicamente, cuando se reciben rentas realizadas previas al ejercicio del año 1999 y todavía en 2020 se mantenga como objeto de retención.

  • Casilla 04: Suma de los ingresos a cuentas que se efectuaron en años anteriores al 99.
  • Casilla 05: Se agrega el importe de regularización. El mismo se obtiene de restar las retenciones e ingresos a cuenta en ejercicios previos al 99.
  • Casilla 06: Se agrega la suma de la casilla 03 y 05.
  • Casilla 07: cuando se trata de una declaración complementaria se debe especificar el importe de las declaraciones.
  • Casilla 08: se incluye el resultado de restar la casilla 06 y 07.

Apartado cuatro: Complementaria

Únicamente cuando se trate de una declaración complementaria de otra se debe marcar con una “X” este apartado. Así como describir el número de justificante de la declaración pasada.

Apartado cinco: Tipo de declaración

Si el resultado de esta declaración es negativo, entonces es necesario marcar con una “X” la casilla correspondiente.

Finalmente, solo será necesario presionar sobre la opción validar y posteriormente enviar. Hasta este punto, ya estarás listo y habrás presentado el Modelo 123. En caso de tener dudas puedes consultarla en los comentarios de este post o, conversar con algún especialista en el área tributaria que pueda asesorar correctamente el inconveniente.

Deja un comentario