¿Tienes que renovar el Certificado de Revendedor de Aparatos Electrónicos?

El Certificado de Revendedores de Aparatos Electrónicos es un documento emitido por la Agencia Tributaria con el cual se acredita como revendedor al solicitante. Esta autorización es válida para las personas que venden laptop, móviles, consolas de videojuegos, tablas y más. No puede tramitarlo quien vende accesorios o repuestos, solo quienes comercializan los artefactos. La ideal básica es que, los revendedores entren al censo de la Aeat para que esta pueda tomar en cuenta sus movimientos económicos y considerar sus transacciones en IVA.

Para ser parte del proceso, es necesario darse de alta con el modelo 036, cuyo objetivo es censar a los trabajadores autónomos para que la entidad tributaria tenga información sobre las pequeñas y medianas empresas que se conforman en el territorio nacional. Posterior a ello, es necesario solicitar el certificado que te autoriza como revendedor. Este trámite se puede hacer desde la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. 

¿Para qué sirve el Certificado de Revendedor de Aparatos Electrónicos?

Salvo que se haya pedido la baja, para Hacienda el solicitante es un revendedor, por eso se recomienda que, cuando abandones este medio de trabajo, te pongas en cuentas con la entidad. El certificado es válido por un año; eso significa que anualmente es necesario renovar. El documento se puede solicitar cualquier momento del año, no hay fechas o plazos para comenzar el trámite. Lo realmente importante es mantenerlo vigente.

El documento sirve, básicamente, para notificar a la Agencia Tributaria que iniciarás el proceso como autónomo bajo esta modalidad; así como para entregar a los proveedores un justificante que le acredite como tal. Los certificados vencidos no son aceptados ni válidos para los proveedores. Adicionalmente, los proveedores realizan facturas sin IVA gracias a este documento, en caso de no poseerlo, solo podrá realizar una factura ordinaria con IVA.

¿Cómo renovar el Certificado de Revendedor de Aparatos Electrónicos?

Si tienes el certificado y está vencido, es momento de renovarlo. Es muy probable que, si es la primera vez que realizas este trámite tengas muchas dudas al respecto. La realidad es que es un proceso sumamente fácil que se realiza desde la plataforma digital de Hacienda. Tan solo es necesario unos minutos de tiempo y acceso a Internet.

Sigue estas instrucciones para renovar el certificado:

Paso uno: Entra al portal de la Aeat

Lo primero que se debe hacer es ir a la página web de la Agencia Tributaria y dirigirse al apartado de la Sede Electrónica. Una vez dentro de la plataforma, se debe ir directo al apartado de todos los trámites. En el listado se debe presionar sobre la opción de certificaciones tal y como se ve en la siguiente imagen.

certificaciones

Al acceder a esta opción, se abrirá una nueva ventana con todas las opciones de certificados que dispone la plataforma. En este caso, hacemos clic sobre el apartado Censales.

Paso dos: Escoge el modelo 

Al entrar en el apartado Censales se mostrará una lista con todas las opciones desde esta ventana. En este caso, vamos a presionar sobre Certificados tributarios. Expedición de certificados tributarios. Situación Censal.

situación censal

En la siguiente ventana debes presionar sobre la opción Solicitud, seguidamente, introducir el DNI y entrar al modelo con certificado o DNI electrónico. Haces clic sobre Modelo y posteriormente a modelo específico para acreditar la condición de revendedor.

Paso tres: Rellena el modelo y envíalo

En este punto, tan solo es necesario completar el modelo y finalizar el proceso. Es necesario enviarlo a la Agencia Tributaria desde su portal y tener una copia en físico. Cada empresa o autónomo necesita realizar este proceso; no son válidos los certificados de terceros o con representantes.

Las sanciones y la declaración incorrecta del IVA

Cuando se tiene el certificado vencido, se puede hacer la compra y comercializar los equipos sin inconvenientes, pero asumiendo la responsabilidad del pago del IVA de manera tradicional. Por eso, esta es una de las razones fundamentales para mantener el documento en vigor.

Es importante destacar que entregar el certificado fuera de plazo no supone algún proceso sancionatorio. Lo que sí es punible es declarar el IVA de forma incorrecta. Cuando no se entrega el certificado, las cuotas del IVA deben declararse ante Hacienda de manera ordinaria. En caso de que se detecte este engaño, la entidad tributaria sanciona con un 1 % de las cuotas pagadas y de las operaciones donde se está incumpliendo con la norma. Aunque solo es 1 %, el importe puede variar entre un mínimo de 300 euros a 10.000 euros.

Deja un comentario