¿Qué retención del Irpf se aplica a las pensiones de Jubilación?

Las personas que alcanzan la edad reglamentaria y cumplen con las cotizaciones correspondientes, dejan de ser asalariados y pasan a ser jubilados. Este cambio de estatus trae consigo distintas preguntas. Entre ellas, ¿Cuánto será el monto a cobrar por la pensión? ¿Es posible trabajar en otra área para complementar los ingresos? Pero, sobre todas, una de las más frecuente es ¿Cuánto debo dejar en retención al declarar el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf)?

Un porcentaje de la cuantía otorgada por la Seguridad Social vuelve al Estado a través de retenciones, en el caso de los jubilados. Por ello, en conceptos fiscales, la jubilación es considerada como un trabajo. Por esta razón, se retienen cierta cantidad mediante el Irpf. En palabras más simples, cuando el contribuyente realiza la Declaración de la Renta, la jubilación funciona igual que las rentas por trabajo. Gracias a ello, están sometidas a obstrucción. Para conocer más sobre el tema, continúa leyendo.

¿Cómo se calcula el Irpf de un jubilado para su retención?

Para saber cuál será el porcentaje de retención, es necesario conocer cuánto se va a pagar en el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (Irpf). Para conocer la cuantía del impuesto, se debe tomar en cuenta la base anual. Dependiendo de la cantidad de rentas percibidas, se obtendrá un porcentaje particular. Este aumenta poco a poco para aquellos contribuyentes que posean más ingresos.

En este caso, también se toman en cuenta las características propias de cada contribuyente. Razón por cual, cada ciudadano posee un porcentaje de retención distinto. Entre estas características está el estado civil, hijos y si posee o no una minusvalía. Por ejemplo, la cantidad se puede reducir si:

  • Convive con hijos menores de edad o mayores de edad o menores de 25 años que tengan una percepción anual menor a los 8.000 euros.
  • Posea algún grado de minusvalía.
  • Vive con un cónyuge con rentan anuales menor a los 1.500 euros.
  • Dependiendo del estado civil, también podría obtener rebajas en la retención.

¿Cuál es el porcentaje de retención que posee un jubilado?

Después de que el contribuyente conoce la cuantía a pagar en la Declaración de la Renta, está listo para saber cuál es el porcentaje de retención. En ese caso, se debe establecer en qué tramo se encuentra la cuantía. Dependiendo en donde se ubique, el jubilado pagará una retención en específica. Según el total entregado por la Seguridad Social, al mismo se le retendrá la siguiente cantidad:

  • 0.46 % cuando la renta es desde cero hasta los 3.000 euros.
  • 0.16 % cuando la percepción es desde 3.001 hasta 6.000 euros.
  • 0.09 % cuando la renta es desde 6.001 hasta 9.000 euros.
  • 0.06 % cuando la renta es desde 9.001 hasta 12.000 euros.
  • 2.61 % cuando la renta es desde los 12.001 hasta hasta 18.000 euros.
  • 8.69 % cuando la renta es desde los 18.001 hasta los 24.000 euros.
  • 11.83 % cuando la renta es desde los 24.001 hasta los 30.000 euros.
  • 15.59 % cuando las percepciones anuales superan los 30.001 euros.

Como antes se mencionó, el porcentaje dependerá de las características personales del jubilados. Esto, con el fin de que la cantidad retenida sea justa en relación con la cuantía recibida. Es por ello que, los ancianos que reciben una cantidad igual o menor a los 900 euros mensuales NO deberán tributar el Irpf. Ya que se busca que el impuesto también proteja a los pensionados más vulnerables.

El porcentaje medio en la Declaración de la Renta

Según los propios datos de la Seguridad Social, la cuantía media que perciben los jubilados en el país es de 15.085 euros anuales. Por ello, se establece que estos pensionados pagar un total de 1.068 euros al momento de hacer la declaración de la renta. Cada día crece la cantidad de personas con derecho a jubilación, gracias a ellos, el Estado un 15 % de los impuestos totales únicamente con este gremio y trabajadores.

¿Qué tipo de pensiones está exentos a retención?

Lo importante de todo este tema es que, no todas las pensiones están sujetas a retención. Como se mencionó anteriormente, la idea es buscar que la contribución sea justa, según la cantidad que se percibe de forma anual. Es por ello que, quienes reciben una pensión mínima no deben estar sujetos a este tipo de contribución. Estos son aquellos que tienen una renta mensual igual o inferior a los 900 euros. Pero, no son los únicos dentro del grupo de exentos.

Por ejemplo, los pensionistas que posean una incapacidad absoluta o gran invalidez tampoco deben pagar el importe. Los huérfanos no deben declarar su pensión, eso mismo ocurre en el caso de los pensionados por viudedad, ni aquellos importes que se hayan obtenido como ayuda para las víctimas del terrorismo.

Todo dependerá de la situación familiar y económica del pensionista. Por ello, cada ciudadano hace frente de forma muy individual a este proceso. Para conocer más detalles sobre el tema, es necesario conversar con un experto o, preguntar ante las autoridades; como la Seguridad Social o la Agencia Tributaria. La idea es disipar todas las dudas y tener el panorama claro para afrontar la situación con seguridad.

Deja un comentario