¿Cuál es la sanción por no hacer declaración de herederos?

Todos los procesos tributarios están regidos y organizados meticulosamente para que cada contribuyente pueda atravesar paso a paso cada uno de ellos hasta completarlo. La administración dispone de mecanismo que ayudan a que el trámite sea ordenado y más sencillo. Sin embargo, es importante acotar que en este tema, la sencillez y rapidez no forma parte del esquema. En el caso de una herencia, se debe realizar la declaración de herederos cuyo objetivo es determinar quiénes son los beneficiarios del patrimonio.

Reclamar la herencia supone una serie de pasos que finalizan en el pago del Impuesto de Donaciones y SucesionesEste es fundamental para estar a cuentas con la administración tributaria y gozar del beneficio sin inconvenientes. Cuando el abono de este importe no se realiza, el interesado debe asumir sanciones económicas que varían, según la cantidad recibida. Las mismas podrían cambiar dependiendo de la Comunidad Autónoma donde esté la herencia. Aquí te contamos más sobre el proceso y las penalidades.

¿Qué es la declaración de herederos y cuáles son las sanciones por incumplir?

La declaración de herederos es un proceso que sirve para identificar quiénes son los herederos. Esto se puede confirmar a través de los deseos del fallecido, expresados en un testamento o, siguiendo los pasos que indica la ley. Cuando no existe un testamento redactado por el difunto se está ante una declaración de herederos abintestato. El documento en sí, no indica cómo se hará el reparto de los bienes, sino identifica únicamente a los herederos; quienes generalmente son hijos o cónyuge del difunto.

Este proceso debe llevarse acabo a través de un notario, quien es el encargado de valorar y verificar cada paso. Esta es la vía más sencilla para comenzar el trámite; cuando el fallecido no deja testamento y no cuenta con cónyuge o hijos, el camino es mucho más complicado, largo y se hace mediante la vía judicial.

Las sanciones por no abonar el importe

Es importante indicar que este proceso se realiza en la Comunidad Autónoma donde se hallan los bienes del fallecido. En ese caso, el pago del Impuesto de Sucesiones, como el abono por aceptar la herencia se realizan en esa localidad, sin importar que los herederos residan en otras zonas. Asimismo, será la misma comunidad autónoma quien determine el porcentaje a pagar.

Al iniciar el proceso y aceptar la herencia se tiene un plazo de seis meses para abonar, prorrogables por seis más. En caso de superar este lapso, la administración aplica sanciones económicas por mora a los interesados. Este es un impuesto progresivo, lo que significa que, mientras más valor posea la herencia, más se debe pagar. El importe lo impone la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma.

Lo imprescindible es reconocer que sí, sí hay una sanción económica por incumplir con el pago; pero si deseas saber cuáles son las cuantías que aplican como castigo por mora, es necesario indagar en la Comunidad Autónoma los porcentajes que aplican. Ante cualquier escenario, es indispensable asesorarse bien legalmente y solventar todas las dudas relacionadas al tema con el experto.

¿Cómo hacer la declaración de herederos?

Al tener en cuenta que el importe del impuesto varía según la Comunidad Autónoma donde está el bien o dinero, explicaremos en líneas generales, cómo se realiza el proceso dentro de España. Vale destacar que los pasos son los mismos para todas las localidades, lo que cambia es el porcentaje a pagar.

Paso uno: Obtén los certificados

Antes de comenzar el proceso de la herencia, es necesario tener en mano algunos certificados útiles para el trámite. Son los siguientes tres:

  1. Certificado de defunción: Esta acta sirve para notificar que un individuo murió. Se solicita en el Registro Civil de la localidad donde murió el titular. Es gratuito y se puede tener acceso a él por correo postal o desde Internet. Tan solo es necesario tener el mano el DNI del solicitante y los datos quien falleció. Demora un  promedio de tres días en llegar.
  2. Certificado de Actos de Última Voluntad: Este documento sirve para identificar si el fallecido dejó o no un testamento. Se adquiere en el Ministerio de Justicia y, al igual que el anterior, se puede solicitar por correo postal o desde la plataforma web. Tiene un coste 3.8 euros y, para pedirlo, es necesario la acta de defunción y el Modelo 790.
  3. Certificado de seguros que cubren el fallecimiento: Este documento indica las aseguradoras vigentes que lo incluían dentro de sus afiliados en Seguros de Vida y Seguros de Accidentes. Se adquiere en el Ministerio de Justicia y se debe pagar un importe de 3.74 euros.

Paso dos: Declaración de los herederos

Al contar con los certificados se comienza a identificar quiénes son los herederos; este paso es precisamente donde se realiza la Declaración de los herederos. Con el Certificado de Actos de Última Voluntad se conoce si el fallecido dejó o no un testamento. Si hay testamento, los interesados deben ir ante una notaría y solicitar una copia autorizada del documento. Para hacerlo, es necesario presentar los tres certificados antes mencionados.

Si no hay testamento, se realiza un documento abintestato cuya función es determinar quiénes son las personas con derecho al beneficio. El proceso se hace en notaría y se certifica quiénes son los legítimos: hijos, cónyuges, padres.

Paso tres: Balance de bienes

En este paso se reconocer cuáles son los bienes y las deudas que deja el fallecido, las cuales los herederos deben asumir. En este inventario se identifican los bienes que tienen el fin de ser heredados y se clasifican en:

  • Bienes inmuebles.
  • Saldos bancarios, cotizaciones y fondos de inversión.
  • Seguros de vida.
  • Coches.

Paso cuatro: Documentos para repartir la herencia

En este cuarto paso se elabora un documento llamado partición de herencia cuaderno particional. En este se resguardan las identidades e identificaciones de los herederos, el inventario de los bienes, las deudas y la parte que le corresponde a cada heredero.

Paso cinco: Pago del importe

Para recibir la herencia es necesario saldar dos impuestos: Donaciones y sucesiones y Plusvalía. El primero lo va a tasar la comunidad autónoma donde se realiza el trámite a través del modelo 650. El segundo se liquida solo cuando la herencia esté compuesta de un inmueble.

Deja un comentario