¿Qué supone la subrogación de un contrato laboral?

En España la materia laboral está regulada por una variada normativa que garantiza los derechos laborales. Por ello, tanto los trabajadores como la empresa deben cuidar todos los detalles que se incluyan en el contrato. En esta ocasión, te hablaremos de qué supone la subrogación de un documento de trabajo. En este contexto, hay que tener claro que la acción de subrogar consiste en sustituir o poner a alguien o algo en lugar de otra persona o cosa.

Básicamente, estar subrogado puede presentarse en distintos ámbitos, tales como: contratos laborales, documentos de compra – venta, suministros y prestación de servicios profesionales. No obstante, resulta indispensable mencionar que la mayoría de veces que se presenta es en el área de trabajo. Sigue leyendo nuestro artículo que traemos toda la información relacionada con la subrogación de los empleados.

¿Qué es una subrogación?

Subrogación

Como mencionamos anteriormente, subrogar es la acción de sustituir una cosa o persona por otra. Por esta razón, una subrogación de un contrato, deuda o cualquier obligación supone que la persona se subrogue. En otras palabras, el sujeto en cuestión debe ocupar el lugar de otro. Cabe destacar que esto implica que dicha persona asume los derechos y las obligaciones de los contratantes y le sustituye.

En este sentido, el traspaso implica que el tercero cumpla con todas las particularidades y las condiciones del contrato laboral. Este caso debe ser vigilado y tomado en cuenta, sobre todo, cuando el negocio o la empresa cambian de propietarios. Además de ellos, cuando se hacen modificaciones que puedan afectar la situación de los empleados.

¿Qué supone la subrogación en el contrato de trabajo?

Dentro de este contexto, la subrogación en el contrato supone que el empleador sea otro. Sin embargo, es obligatorio que se mantengan iguales las condiciones y los términos de trabajo inicial, tales como: salario, categoría, antigüedad, entre otros. De igual manera, este cambio demanda la firma de las tres partes involucradas en el documento; ya que así se acreditará la subrogación y será completamente legal.

Por otra parte, debes saber que esta no supone la liquidación del contrato anterior en ningún supuesto. Por lo tanto, el empleado no tiene derecho a recibir ninguna indemnización, puesto que no se interrumpirá la relación laboral. No obstante, en el caso de posterior resolución de la relación, la empresa debe pagar el total de la indemnización que proceda. El tiempo que se toma en cuenta es el trabajado en la primera empresa y, por supuesto, en la que su subroga.

Igualmente, esta subrogación no supone la generación y establecimiento de un nuevo contrato. Por esta razón, la parte interesada que desee realizar algún cambio en las condiciones tiene la potestad de denunciar dicha circunstancia.

¿Cuáles son las consecuencias de la subrogación para los trabajadores?

Empleados subrogación

En primer lugar, queremos dejar claro cuáles son las dos circunstancias por las que ocurriría la subrogación: empresa comprada o absorbida por otra y empresa que cambió su nombre o razón social. Generalmente, estos son los casos más frecuentes para que ocurra la modificación en el contrato laboral. Cabe destacar que cada uno de estos casos posee sus propias particularidades.

El cambio de denominación o razón social no afecta directamente a los empleados contratados. Así mismo, los trabajadores no pierden los beneficios adquiridos de antigüedad ni salario. Mientras que la compra o absorción de la empresa no supone la disolución del contrato con el empleado, pero puede sufrir algunos cambios en las condiciones.

Por otro lado, es importante mencionar que como no existe la anulación del contrato, el trabajador no gozará de liquidaciones ni indemnizaciones. Además de ello, tampoco sufrirá de un despido como consecuencia de dicha subrogación. En el supuesto que el trabajador sea despedido o dado de baja más adelante, el coste debe asumirlo la nueva empresa. La antigua empresa desaparece automáticamente al generarse la subrogación.

Si el empleado y la empresa desean realizar un nuevo contrato de trabajo con nuevas condiciones, tienen que pactarlo entre ellos y hacer otra serie de actuaciones.  No obstante, sea cual sea el caso los derechos de los trabajadores tienen que respetarse y salvaguardarse en toda ocasión. Por supuesto, existen casos donde la empresa tiene la intención de modificar algunas condiciones de los contratos.

¿Cuáles son las obligaciones de la nueva empresa después de la subrogación?

Jefe Subrogación

Del mismo modo como te hemos hablado acerca de las consecuencias para los empleados, mencionaremos las obligaciones de la nueva empresa luego de la subrogación. Antes que nada, la empresa que llega, la nueva o el empresario que será jefe tiene que comunicar de manera escrita y oficial la subrogación que se llevará a cabo. De igual manera, tiene que revisarse el convenio colectivo que corresponde a las particularidades propias, al margen de dicho aviso.

Modificaciones de horarios y / o salario

La nueva empresa encargada de la subrogación puede modificar el salario, los turnos, jornadas, condiciones o tareas siempre que tenga una causa justificante del cambio. En este sentido, las causas que se conciben como determinantes y aceptadas para el cambio son las siguientes: razones económicas de la empresa, causas organizativas, inconvenientes con producción o fallas técnicas. Por consiguiente, cualquiera de estas pueden ser determinantes para arrojar cambios en las condiciones del contrato laboral con un trabajador.

Cabe resaltar que como en cualquier contrato de trabajo, el total del salario minimo establecido por convenio no puede reducirse en igualdad de condiciones. La ley española decreta que ningún cambio puede vulnerar los derechos mínimos descritos en el Estatuto de los Trabajadores / Convenio colectivo de aplicación en cada caso.

En caso que el empleador realice alguna modificación o cambio del contrato, el empleado tendrá un plazo de veinte días hábiles para impugnar dicha medida. Incluso llegan sus derechos a la extinción del contrato con la indemnización y prestación por desempleo correspondiente.

Regulación legal de la subrogación en el contrato laboral

La sucesión de empresas o negocios con subrogación de los trabajadores en los contratos laborales está regulada en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (ET) de España. Dicha normativa establece los lineamientos antes mencionados como: no se extingue el contrato de trabajo, mantener las obligaciones, resguardar los derechos, beneficios e inclusive los aportes de la Seguridad Social. Por lo tanto, el ET concibe una sucesión de empresas cuando se transmite de un ente económico productivo que mantendrá su identidad.

Deja un comentario