¿Debo declarar una transferencia de 10.000 euros?

¿Debo declarar una transferencia de 10.000 euros?
5 (100%) 1 vote[s]

La Hacienda es una institución encargada de saber todo sobre tus movimientos financieros. Cuando decimos todo, es todo. Para ello, se vale de la información que ofreces a la entidad de forma directa; pero también apela a otras fuentes que pueden dar datos más precisas sobre tus cuentas. Para ello, solicita información a tus bancos. Estas entidades financieras están obligadas a ofrecer datos, números, cantidades recibidas y pagadas. Cuando detecta la recepción de una gran suma, capta su atención sobre ella.

Aunque no existe una cantidad límite que deba entrar o salir de tus bancos, si existe un importe tope que, cuando el banco lo detecta, debe reportarlo a la Hacienda. En este caso, la entidad bancaria debe justificar ante la organización tributaria el dinero recibido. Para pasar desapercibido, es importante -entonces- que tengas en cuenta que existen cantidades máximas que el banco va a reportar. Si quieres saber cuáles son las cuantías máximas a recibir. En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber en relación al tema.

La relación entre los bancos, la Hacienda y tus movimientos

Hacienda, banco, movimienots

Como antes habíamos explicado, la Hacienda controla tus movimientos bancarios. Las relaciones entre los bancos y la Hacienda suele ser positiva. La primera información que mantiene la Hacienda con los ciudadanos es la que se proporciona. Adicional a ella, en el borrador de la declaración de la renta se especifican los datos bancarios. Con esta información, la institución puede conocer los movimientos de cuenta en cualquier momento. Para hacer una inspección más profunda, debe notificarte y mantenerte al tanto sobre los procesos.

En este sentido, de forma anual, los bancos envían a la Hacienda la misma información fiscal que te hace llegar al momento de hacer la declaración de la renta y el pago del impuesto sobre el patrimonio. Entre estos datos se incluye esta información:

  • Saldo en la cuenta: El saldo que posee a final del ejercicio con los intereses que haya tenido y la cuantía que se retuvo.
  • Inversiones: Mostrará las retiradas de capital en compañía de la retención. Esta cantidad se mostrará sin importar si vienen de fondo de inversiones, depósito o cualquier otro producto financiero.

Entre estos y otros datos, la Agencia Tributaria tiene en cuenta de cada contribuyente.

¿Hay que pagar impuesto para retirar o ingresar dinero en el banco?

¿Que haya que mantener contacto con la AEAT por cantidades recibidas significa que existe un impuesto por movimientos en específico? No. La respuesta inminente es no. Hasta el momento no existe una implicación fiscal que haya que pagar cuando se retira o ingresa cierta cantidad de dinero. Lo que sí es importante es tener en cuenta las cuantías recibidas y si estas entran en las listas que deben justificarse.

¿Qué cantidad notifica el banco a la Hacienda?

cantidad

Además de las relaciones que pudiese existir entre la Agencia Tributaria y los bancos, las normas definen que los bancos deben notificar a la Hacienda cuando se produzca un movimiento relacionado con retiro, ingreso o transferencia electrónica. En este punto, lo que se debe informar es la cantidad realizada y el medio por el cual se realizó la operación.

Según los baremos, estas son las cuantía que el banco notifica a la Agencia Tributaria:

  • Operaciones con billetes de 500 euros: Tan solo en este punto no interesa la cantidad, simplemente se debe notificar la cantidad y el medio. Todo esto se guía por indicación del Tribunal Supremo dicta que las entidades financieras deben alertar sobre estos movimientos para certificar que no respondan a posibles blanqueos.
  • Transacción de 10.000 euros: Cualquier transacción que sea igual o supere los 10.000 euros debe informarse ante la Agencia Tributaria.
  • Más de 3.000 euros: Todo pago o cobro superior a los 3.000 euros se notifica a la entidad siempre y cuando se realicen en metálicos. Este ingreso de 3.000 euros es independiente al ingreso tope que posee la cuenta. Todo ello sin contar las transferencias electrónicas; en sí mismas no pueden considerarse como ingresos porque se realiza un movimiento de una cuenta a otra. Para Hacienda no hay diferencia si hiciste la transacción en el banco o mediante un cajero automático. La única forma es que, mediante el cajero, ingreses el dinero; parte de ello en efectivo y otra en metálico.
  • Más de 6.000 euros: Cualquier préstamo o crédito que sea igual o superior a los 6.000 euros.

¿Qué ocurre cuando la AEAT se fija en una cuantía recibida?

Cuando las cantidades superan las antes mencionadas, el banco le notifica a la Hacienda. Esta, a su vez, toma ciertos datos y se comunica con la persona. En estos casos no se requerirá pagar ningún impuesto; únicamente la institución busca que la persona rinda cuenta de dónde sacó el dinero. Con ello se pretende conocer si se trata de un ingreso patrimonial relacionados al Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

Este, de hecho, se vuelve uno de los principales problemas a la hora de ahorrar por un largo tiempo para unas vacaciones o cualquier evento. Al retirar el dinero, la Agencia Tributaria no acepta explicaciones si no tienes un comprobante de su origen. En este caso, lo suma como una ganancia patrimonial que luego debes pagar en la declaración de la renta.

Si algún movimiento supera las cantidades antes mencionadas en las formas explicadas, la Hacienda tomará todos los datos. Entre ellos tendrá a mano la cantidad, el número de cuenta y el nombre del titular de la cuenta. Estos datos no solo serán accesibles para la Agencia Tributaria, sino también para sus pares en la Unión Europea con el fin de atacar con más precisión el fraude fiscal.

¿Cuándo es necesario justificar la cantidad?

Existe solo un caso donde debes presentar tu justificación sin necesidad que la Agencia Tributaria te lo comunique. Esto es cuando una persona pague o saque 100.000 euros o más. Todo movimiento en efectivo superior a esta cantidad debe declararse. La Hacienda toma este dinero como un incremento del patrimonio no justificado, por lo que se hace necesario ir a declararlo.

Al notar que el patrimonio creció y desconoce el origen, la entidad solicita al contribuyente que justifique de dónde obtuvo el ingreso. En esta situación, debe ir a la sede de la entidad tributaria con el modelo S1. Completar todo el proceso indicado por la Hacienda y quedarás libre de esta situación.

Sanciones y multas por dinero no justificado

En caso de que no caigas en algunas de las situaciones antes mencionadas y no justifiques como la Hacienda lo pide, puedes tener multas y sanciones por incumplir la ley. Aquí hacemos un pequeño ejemplo: en caso de que el ingreso supere los 3.000 euros, las penas máximas pueden llegar a un pago de 60.000 a 150.000; adicional a ello la prohibición de optar por un cargo público o personas jurídicas.

Por esta razón te recomendamos mantener buenas relaciones con la Hacienda. Asimismo, justificar y declarar el dinero en caso que sea necesario. Mantén tu compromiso tributario y respeta las normas establecidas por dichas entidades.

Deja un comentario