Solvencia técnica o profesional en los contratos de servicios

Directiva de solvencia ii

El 5 de septiembre de 2015 se publicó en el BOE el Real Decreto 773/2015, de 28 de agosto. Modifica determinados artículos del Reglamento General de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto 1098/2001, de 12 de octubre (RD 773/2015).

Por otro lado, el Real Decreto Ley 10/2015, de 11 de septiembre, publicado en el BOE el 12 de septiembre, modifica el artículo 75 del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, sobre la legislación española de contratos públicos.

Ahora se exige una nueva clasificación de los licitadores para acreditar la solvencia económica, financiera, técnica y profesional. La última normativa no se actualizó a la gestión de la administración y tampoco a la realidad del mercado.

La Disposición Final Tercera de la Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica y del registro contable de facturas en el Sector Público modificó la Ley 3/2011, de 14 de noviembre, de Contratos del Sector Público. Modifica algunas disposiciones relativas a la clasificación de los licitadores, así como la solvencia económica, financiera, técnica y profesional que se exige para contratar con las Administraciones Públicas. No obstante, muchos de estos cambios normativos están aún pendientes de un mayor desarrollo.

Solvencia ii

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que esté al día de cualquier cambio y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisar los cambios. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.

Cuando una empresa se encuentra en dificultades, el equipo directivo se enfrenta a muchos retos en competencia. Esto puede dificultar su capacidad para identificar oportunidades durante lo que suele ser una transición muy estresante y compleja.

Los experimentados profesionales de Insolvencia de KPMG de sus firmas miembro trabajan con los acreedores y los tribunales para ayudar a las empresas a maximizar el valor disponible. Evaluamos la situación, detectando los riesgos y las oportunidades, y considerando las ventajas de cada opción (o combinación de opciones) para las diferentes partes interesadas.

Como parte de un equipo global e integrado, le guiaremos en cada paso del camino. Aclararemos el alcance de las dificultades y las formas de captar valor a corto plazo para desarrollar y aplicar un plan de insolvencia que permita salir del proceso formal.

Wikipedia

La Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (AESPJ) ha lanzado hoy dos consultas sobre la revisión de las Directrices de Solvencia II sobre los límites de los contratos y la valoración de las provisiones técnicas, vigentes desde la aplicación de Solvencia II en 2016.

Como parte de la revisión de Solvencia II en 2020, la AESPJ identificó varias prácticas divergentes en relación con la aplicación y la supervisión del cálculo de las provisiones técnicas. Para garantizar una aplicación convergente de Solvencia II y su reglamento delegado en este ámbito, es necesario revisar las directrices existentes, además de las mejoras identificadas en el dictamen sobre la revisión de Solvencia II 2020.

Las Directrices sobre los límites de los contratos promueven una aplicación coherente de los límites de los contratos de seguro o reaseguro. Un límite de contrato especifica si la cobertura adicional derivada de las opciones de los asegurados se considera negocio existente o futuro.

Las directrices nuevas y modificadas proporcionan una orientación más detallada sobre los requisitos ya existentes. Se centran en la separación de un contrato de seguro y reaseguro y en la evaluación de si una garantía financiera o una cobertura tiene un efecto discernible en la economía del contrato. En particular, las nuevas orientaciones se centran en el objetivo de la disociación, garantizando que un contrato tenga el mismo tratamiento independientemente de que se venda como un solo contrato o como dos contratos independientes cuando ambos sean equivalentes en términos de riesgo.

Cuadro de cargas de capital de solvencia ii

El establecimiento de plazos para los procedimientos puede aumentar la eficacia del proceso de insolvencia. Los procedimientos largos reducen las posibilidades de los acreedores de recuperar la deuda pendiente y pueden crear una incertidumbre innecesaria para todas las partes implicadas.1 Los procedimientos de insolvencia eficientes aumentan la recuperación de la deuda por parte de los acreedores al dificultar que los accionistas de una empresa vendan sus activos a un precio excesivamente bajo a una segunda empresa de su propiedad.

Muchas economías centran sus esfuerzos de reforma en mejorar la eficiencia de los procedimientos de insolvencia. Por ejemplo, en una ley de insolvencia adoptada en 2016, India introdujo la opción de reorganización para las entidades comerciales y aclaró y racionalizó todas las disposiciones relacionadas con la liquidación. La ley introdujo plazos y facilitó la continuación de la actividad del deudor durante el procedimiento de insolvencia. Dado que un mayor número de casos presentados entraba en el ámbito de la nueva legislación, esta iniciativa ha tenido un impacto positivo en el procedimiento, el tiempo y el resultado de los casos de insolvencia, ya que la mayoría de los profesionales recurrirían a la reorganización en un caso medido por Doing Business. En consecuencia, Doing Business 2020 reconoció que India facilitó la resolución de la insolvencia al hacer de la reorganización el procedimiento judicial más probable para las empresas insolventes.

Deja un comentario