Como hacer un contrato de arriendo simple

Plantilla de contrato de alquiler simple en word

Los contratos de alquiler de viviendas suelen durar un año. Si el inquilino quiere seguir alquilando la vivienda una vez que el contrato haya expirado, deberá firmar un nuevo contrato. Los contratos de alquiler comercial son más complejos y suelen tener una validez de hasta diez años. Hay cuatro tipos de contratos de arrendamiento comercial, basados en la responsabilidad de los costes:

Aunque los contratos de arrendamiento y de alquiler regulan los mismos aspectos del alquiler, estos dos términos no deben utilizarse como sinónimos. Un contrato de arrendamiento es un contrato a largo plazo, mientras que un contrato de alquiler suele durar un mes. El contrato de alquiler se renueva cada mes de forma automática hasta que el inquilino decide marcharse.

Si un inquilino no cumple el contrato de alquiler, puede enfrentarse a graves consecuencias, incluidas demandas judiciales. El inquilino puede obtener una marca despectiva en el informe de crédito, lo que significa que tendrá dificultades para alquilar una nueva propiedad. Un arrendatario que necesite romper el contrato debe negociar con el arrendador antes de hacerlo. Los arrendadores suelen permitir a los inquilinos romper el contrato para evitar la búsqueda de nuevos arrendatarios.

Modelo de contrato de arrendamiento comercial sencillo en sudáfrica

Un contrato de arrendamiento residencial bien pensado es claro, con expectativas exhaustivas que describen las normas sobre animales domésticos, el importe del alquiler, el uso aceptable de la propiedad, los motivos de desalojo y mucho más. Los contratos de alquiler protegen la relación entre el propietario y el inquilino y ninguno de ellos puede alterar el acuerdo sin consentimiento mutuo.

Los contratos de alquiler y los de arrendamiento son similares, pero la gran diferencia suele ser la duración del contrato. Los contratos de alquiler suelen proporcionar al inquilino una situación vital durante un periodo de tiempo más corto, normalmente 30 días. Suelen denominarse contratos de mes a mes y no tienen necesariamente una fecha de finalización determinada. Se renuevan cada mes y, debido a esta renovación, tanto el propietario como el inquilino son libres de modificar los términos del acuerdo al final de cada mes (con la debida notificación, tal y como se indica en el propio contrato).

Con la posibilidad de crear y gestionar plantillas desde una interfaz fácil de usar, puede generar rápida y fácilmente formularios para contratos de alquiler a corto plazo o contratos de alquiler a largo plazo, o crear un contrato de alquiler de vivienda y una solicitud de alquiler.

Contrato de alquiler básico rellenable

Por ley, las Condiciones Generales forman parte de todo contrato de alquiler de vivienda, ya sea escrito, verbal o implícito. Deben incluirse en todos los contratos de alquiler por escrito. Las Condiciones Generales destacan los requisitos importantes de la Ley de Arrendamientos Residenciales de 2006 y sus reglamentos. La ley, los reglamentos y las condiciones generales prevalecen sobre cualquier disposición contraria del contrato de alquiler.

Los propietarios deben entregar una copia de las Condiciones Generales a todos los inquilinos con acuerdos verbales o implícitos. Los propietarios suelen basarse en las condiciones generales para el pago del alquiler, los aumentos del mismo, el derecho de entrada del propietario y el derecho de desalojo.

El propietario tiene derecho a establecer normas razonables sobre el uso, la ocupación o el mantenimiento de la unidad de alquiler por parte del inquilino y el uso de los servicios e instalaciones por parte de éste, incluidas las normas que prohíben la posesión, el uso, la venta o la distribución de cannabis o el cultivo y la posesión de plantas de cannabis en la unidad de alquiler. Las normas deben estar por escrito y ser puestas en conocimiento del inquilino.

Modelo de contrato de alquiler

Las promesas de las partes deben ser seguras y el lenguaje del acuerdo no debe sugerir discrecionalidad. Esto se consigue utilizando un lenguaje definitivo, como «la parte A venderá la casa» en lugar de «la parte A puede elegir vender la casa».

Es importante recordar que el tribunal no juzgará si la contraprestación que usted ha proporcionado es suficiente. Por ejemplo, el tribunal no determinará si el precio pagado por una casa que usted compró fue suficiente dinero en función del valor de la casa. Esto se conoce como el principio del grano de pimienta. En esencia, si usted cumple con todos los elementos de la celebración de un contrato, y proporciona 1 dólar como contraprestación, el tribunal considerará que esto es suficiente.

Por ejemplo, en virtud de la Ley de Menores (Bienes y Contratos), la ley sólo obliga a los menores a celebrar contratos que sean «en su beneficio» en el momento en que los celebran. Asimismo, la ley no vincula a una persona con discapacidad mental o a una persona intoxicada a un contrato que no haya entendido. Si está intoxicada, la persona debe rechazar el contrato tan pronto como esté sobria, o de lo contrario el contrato la vinculará.

Deja un comentario