Contrato de alquiler con opcion a compra ante notario

Comprar una casa en alemania notarialmente

Durante muchos años, las organizaciones que proporcionan viviendas sociales ofrecían un régimen conocido como atribución de ubicación en beneficio de quienes vivían en viviendas sociales.  La Ley de 12 de julio de 1984 sustituyó este régimen por el de opciones de arrendamiento.

El arrendamiento con opción de compra es un régimen por el que el inquilino puede adquirir la vivienda que alquila, cuando la ha alquilado durante un tiempo determinado acordado con el propietario en el momento de la firma del contrato. La vivienda en cuestión puede ser residencial o mixta, colectiva o individual, terminada o en construcción, antigua o nueva. Aunque el régimen no se limita a este sector, se aplica principalmente a las viviendas sociales.

Ventajas fiscales del préstamo hipotecario en alemania

Una vez que el comprador potencial ha encontrado un inmueble (piso, casa o terreno), tendrá que dar una serie de pasos y firmar varios documentos para convertirse en propietario. Uno de los documentos que el potencial comprador deberá firmar se denomina comúnmente «contrato de compraventa» (técnicamente, «contrato de promesa de compraventa»).

Al tratarse de un auténtico contrato, un acuerdo de venta firmado por ambas partes es definitivo y vinculante. Obliga a los firmantes a concluir la venta a un precio determinado. El acuerdo de venta puede registrarse y se preparará una escritura notarial para formalizar la venta.

Dado que este documento privado constituye un auténtico compromiso, es muy habitual que se incluyan condiciones suspensivas (por ejemplo, el acuerdo sólo entra en vigor si el potencial comprador obtiene un préstamo bancario para financiar la compra del inmueble).

«Un acuerdo de venta constituye una venta»: esta conocida expresión significa que un acuerdo de venta se completa en cuanto se firma el acuerdo. Por lo tanto, se recomienda una especial precaución antes de firmar dicho documento.

Contrato notarial

Las transacciones inmobiliarias pueden regirse tanto por el derecho consuetudinario (leyes dictadas por los jueces en los tribunales) como por el derecho civil (leyes promulgadas a través de estatutos estatales o federales, también conocidos como legislación). Esto significa que las leyes pueden variar de un estado a otro, por lo que es importante comprobar las leyes de su jurisdicción antes de firmar un contrato de compraventa de bienes inmuebles.

Por ejemplo, las leyes estatales suelen permitir la rescisión de un contrato inmobiliario si el vendedor no revela al comprador datos importantes sobre el estado de la propiedad (como daños por agua o moho).

El dinero de garantía es el depósito que el comprador debe entregar al vendedor por adelantado, para transmitirle que el comprador se toma en serio la compra de la propiedad. Es un depósito en efectivo que se paga al vendedor como prueba de la buena fe del comprador para completar la transacción de compra.

El depósito de garantía puede abonarse al precio de venta (a veces se aplica al pago inicial) en el momento del cierre, pero puede perderse si el comprador no paga. Garantiza que el comprador se toma en serio la obtención de la financiación necesaria y el cumplimiento de las demás condiciones necesarias para adquirir la propiedad.

Carga de la tierra en alemania

Un contrato de alquiler con opción a compra en el sector inmobiliario es un contrato de alquiler con opción a compra entre un inquilino y un propietario para que el primero compre la propiedad en un momento posterior. El inquilino paga al vendedor una cuota de opción a un precio de compra acordado, lo que le otorga derechos exclusivos para comprar la propiedad.

Ambas partes acuerdan cuál será el precio de compra de la vivienda al final del plazo de arrendamiento. Es probable que el acuerdo incluya la estipulación de que una parte del alquiler mensual se destine al pago inicial. El inquilino debe estar seguro de que puede conseguir una hipoteca al final del contrato o, de lo contrario, perderá la opción de compra.

Los contratos de alquiler con opción de compra suelen confundirse con los contratos de alquiler con opción de compra porque ambos comparten esa cuota de opción crucial y no reembolsable. Ambos prohíben al arrendador vender la propiedad a cualquier otra persona durante el período de arrendamiento y dan al inquilino la opción de compra al final. Ahí acaban las similitudes.

La diferencia entre una opción de arrendamiento y un contrato de compraventa es que la opción de arrendamiento sólo obliga al vendedor a vender. Un contrato de alquiler con opción de compra compromete a ambas partes a la venta, salvo que se produzca un incumplimiento del contrato o que el comprador no pueda conseguir una hipoteca. Los compradores también suelen estar obligados a pagar los gastos de mantenimiento, los impuestos sobre la propiedad y el seguro, y pueden esperar pagar un alquiler más alto que el del mercado para contribuir a un pago inicial.

Deja un comentario