Elementos basicos de un contrato de prestacion de servicios

contrato

Las personas celebran contratos en su vida cotidiana cuando compran productos (ya sea en persona, por teléfono o en línea), así como en el curso de sus negocios. Esta guía le ayudará a entender cómo se hacen los contratos y cuáles son sus obligaciones en virtud de ellos.

Los contratos garantizan que tus intereses estén protegidos por la ley y que ambas partes cumplan sus obligaciones según lo prometido. Si una de las partes incumple el contrato, habrá ciertas soluciones disponibles para las partes (conocidas como «remedios»).

En la medida de lo posible, lo mejor es contar con un contrato escrito.  Si las partes no están de acuerdo con los términos del contrato o si los términos no son claros, será un tribunal el que decida qué significan esos términos. El tribunal tendrá que examinar cómo se llevaron a cabo los servicios, las promesas y los intercambios para identificar las intenciones de las partes.

Un acuerdo se produce cuando una parte hace una oferta (por ejemplo, una oferta de empleo) a la otra, y esa oferta es aceptada. Una oferta es una declaración de los términos a los que la persona que hace la oferta está dispuesta a vincularse contractualmente. Una oferta es diferente de una «invitación a tratar», que sólo invita a alguien a hacer una oferta, y no pretende ser contractualmente vinculante. Por ejemplo, los anuncios, catálogos y folletos en los que se indican los precios de un producto no son ofertas, sino invitaciones a tratar. Si lo fueran, el anunciante tendría que suministrar el producto a todo aquel que lo «aceptara», independientemente del nivel de existencias.

contrato anulable

El mundo empresarial actual funciona en un ecosistema codependiente. Múltiples partes se dan la mano para garantizar el buen funcionamiento y lograr el objetivo final de satisfacer las necesidades del cliente. Pero, ¿qué hace que estas partes mantengan sus ofertas originales?

Los contratos pueden ser escritos o verbales. Los contratos verbales suelen formarse sobre la base de un entendimiento mutuo. Hacer cumplir estos contratos puede ser una tarea difícil. A una persona razonable le puede resultar difícil demostrar el incumplimiento de un contrato ante un tribunal en un plazo razonable. Por lo tanto, a menudo se aconseja evitar los acuerdos verbales si es posible.

Mientras que los contratos en forma de documentos escritos registran todos y cada uno de los términos y disposiciones acordados por las partes. Esto garantiza la certeza e infunde una sensación de seguridad de que la transacción se completará según el acuerdo vinculante. En caso de incumplimiento, el documento escrito puede utilizarse como punto de referencia para reclamar cualquier daño o pérdida.

El simple hecho de aceptar los términos y firmar la línea de puntos no valida la aplicabilidad de un contrato. Según el derecho común, es una prueba del acuerdo mutuo. Por lo tanto, es fundamental que un contrato se redacte teniendo en cuenta todos los términos esenciales que lo hacen válido. El contrato se convierte en un punto de referencia durante toda la duración del acuerdo.

encuentro de mentes

Los contratos bilaterales son uno de los básicos en los que ambas partes actúan para mantener el acuerdo. Si una persona promete algo a otra y ésta se compromete a dar algo a cambio, han celebrado un contrato bilateral. Cuando se vende un producto o un servicio y el cliente realiza el pago, la empresa que vende el artículo y el cliente han celebrado un contrato bilateral.

Los contratos unilaterales son acuerdos en los que una parte promete algo a cambio de la acción de la otra. Si incluso has devuelto un perro perdido a cambio de una recompensa, has celebrado un contrato unilateral. El dueño del perro te ha pagado una recompensa por la acción de encontrar a su mascota.

En primer lugar, hay que hacer una oferta para iniciar un contrato. Ésta debe incluir los detalles del acuerdo y sus condiciones. En pocas palabras, la oferta es el intento del oferente de celebrar un contrato con otro.

La mayoría de los estados utilizan la regla del buzón, lo que significa que, si se acepta una oferta por correo o por correo electrónico, en el momento en que la aceptación se coloca en un buzón para ser enviada por correo o por correo electrónico, ha sido oficialmente aceptada. Esto es válido incluso si el oferente nunca recibe la aceptación. Dentro de esta aceptación, tiene que haber una declaración clara de que se aceptan todos los términos del acuerdo.

cuasicontrato…

Los contratos bilaterales son uno de los básicos en los que ambas partes actúan para mantener el acuerdo. Si una persona promete algo a otra y ésta se compromete a dar algo a cambio, han celebrado un contrato bilateral. Cuando se vende un producto o un servicio y el cliente realiza el pago, la empresa que vende el artículo y el cliente han celebrado un contrato bilateral.

Los contratos unilaterales son acuerdos en los que una parte promete algo a cambio de la acción de la otra. Si incluso has devuelto un perro perdido a cambio de una recompensa, has celebrado un contrato unilateral. El dueño del perro te ha pagado una recompensa por la acción de encontrar a su mascota.

En primer lugar, hay que hacer una oferta para iniciar un contrato. Ésta debe incluir los detalles del acuerdo y sus condiciones. En pocas palabras, la oferta es el intento del oferente de celebrar un contrato con otro.

La mayoría de los estados utilizan la regla del buzón, lo que significa que, si se acepta una oferta por correo o por correo electrónico, en el momento en que la aceptación se coloca en un buzón para ser enviada por correo o por correo electrónico, ha sido oficialmente aceptada. Esto es válido incluso si el oferente nunca recibe la aceptación. Dentro de esta aceptación, tiene que haber una declaración clara de que se aceptan todos los términos del acuerdo.

Deja un comentario