Ejemplos de autorretratos escritos de personas

Ejemplos de autorretratos

Autorretrato con dos círculos de Rembrandt (c. 1665-1669). Rembrandt fue posiblemente el primer artista que transformó plenamente el autorretrato en un género sofisticado por derecho propio[1][2][3][4][5][6][7].

Vincent van Gogh, Autorretrato sin barba, finales de septiembre de 1889, (F 525), Óleo sobre lienzo, 40 × 31 cm, Colección privada. Este puede haber sido el último autorretrato de Van Gogh. Se lo dio como regalo de cumpleaños a su madre[8].

Un autorretrato es una representación de un artista dibujada, pintada, fotografiada o esculpida por él mismo. Aunque los autorretratos se han realizado desde los tiempos más remotos, no es hasta el Renacimiento temprano, a mediados del siglo XV, cuando se puede identificar a los artistas que se representan a sí mismos como sujeto principal o como personajes importantes de su obra. Con la mejora y el abaratamiento de los espejos y la aparición del retrato sobre tabla, muchos pintores, escultores y grabadores probaron alguna forma de autorretrato. Retrato de un hombre con turbante, de Jan van Eyck, de 1433, puede ser el primer autorretrato sobre tabla que se conoce[9]. Pintó un retrato separado de su esposa, y pertenecía al grupo social que había empezado a encargar retratos, ya más comunes entre los neerlandeses ricos que al sur de los Alpes. El género es venerable, pero no se hizo verdaderamente popular hasta el Renacimiento, con el aumento de la riqueza y el interés por el individuo como tema[10].

Cómo escribir un retrato a bolígrafo de uno mismo

Ivy Roberts lleva más de 9 años enseñando estudios cinematográficos de nivel universitario. Es doctora en Medios, Arte y Texto por la Virginia Commonwealth University y licenciada en producción cinematográfica por el Marlboro College. También tiene un certificado de enseñanza en línea de la UMGC y de marketing y recaudación de fondos sin ánimo de lucro de la UC Davis.

Un autorretrato es una pintura del artista realizada por el propio artista. Explore la definición, los artistas y los ejemplos de un autorretrato. Descubra tres formas de identificar el autorretrato, la especificidad del medio y el selfie.

¿Qué son los autorretratos? ¿Es posible distinguir entre el objeto representado en un cuadro y la forma de ver del artista? El medio de la pintura, a diferencia de la fotografía, no se rige necesariamente por las leyes de la realidad. El artista es libre de representar cualquier cosa que su mente pueda imaginar. La fotografía, en cambio, está limitada por las leyes de la física en lo que respecta a lo que se puede representar. ¿Cuál es la diferencia entre un cuadro y un autorretrato? ¿En qué se diferencia un autorretrato de un selfie? Los historiadores del arte han tratado de responder a estas y otras preguntas similares situando los límites de los medios de comunicación. Definir las diferencias entre los medios ayuda a distinguir las prácticas formales y las tendencias estilísticas. Por ejemplo, un autorretrato fotográfico probablemente transmitirá una representación realista del artista, a diferencia de una pintura que permite una interpretación más amplia de la forma de ver del artista, que puede transmitirse mediante el expresionismo pictórico. Mientras que un retrato se refiere a cualquier pintura que represente una figura humana, un autorretrato se refiere a una pintura que represente al artista que la ha producido. El autorretrato, ya sea producido en el medio de la pintura o de la fotografía, es un género artístico propio y diferenciado, como el del paisaje o la naturaleza muerta. Es decir, los rasgos comunes de todos los autorretratos unifican el género en contenido y medios de expresión.

Ejemplo de ensayo de retrato de personaje

Hasta ahora, los autorretratos y los selfies no parecen tener demasiado en común. Pero al dejar el nivel de comparación superficial y entrar en una reflexión más fenomenológica, veremos que las diferencias se desvanecen. La pregunta importante que hay que hacerse aquí es: ¿Cuál es el objetivo de la autodefinición? ¿Cuál es exactamente la idea del individuo al pintarse o fotografiarse a sí mismo?

Esencialmente, tanto el autorretrato como el selfie se basan en la idea o el deseo de congelar, mantener o documentar un trozo de vida fluctuante pero significativo. Así pues, el objetivo principal de estos tipos de autorreferencias es (más o menos) el mismo, aunque la calidad de la ejecución pueda ser diferente; es decir, planificada y duradera en el caso del autorretrato, pero espontánea e intuitiva en el caso del selfie. La noción de «calidad» no significa, evidentemente, que los selfies sean «inferiores» a los cuadros; la calidad se entiende aquí, en primer lugar, como una «calidad diferente». Aquí es necesario plantear ya la siguiente pregunta: ¿Es realmente tan diferente la espontaneidad basada en la intuición del típico fotógrafo de selfies del comportamiento bien planificado del artista?

Autorretrato describirte a ti mismo ejemplos

Este artículo no cita ninguna fuente. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Retrato» literatura – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (mayo de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El retrato, como género literario, es una descripción o análisis escrito de una persona o cosa. Un retrato escrito suele dar una visión profunda, y ofrece un análisis que va más allá de lo superficial. Se considera un paralelismo con el retrato pictórico.

La imitación de la pintura queda patente en el propio nombre del género, que es un término pictórico. Los historiadores de la antigüedad reconocieron la tarea del retrato como representación; encontramos los inicios del retrato narrativo en Livio y Tácito. Sin embargo, el retrato comenzó a surgir de la necesidad de describirse a sí mismo (autorretrato) o a sus contemporáneos, como en los Ensayos de Montaigne. Esta última obra desarrolla una línea de interrogación en torno al paso de la representación del individuo (o de una sociedad) del modo pictórico al modo discursivo.

Deja un comentario