Como tributa la venta de acciones en el irpf

calculadora del impuesto sobre la renta en españa

Los salarios pagados bajo la nómina alemana están sujetos al impuesto sobre los salarios que es retenido por el empleador y acreditado contra la carga final del impuesto sobre la renta anual. Se tiene en cuenta la situación personal mediante la aplicación de determinadas clases de impuestos y se aplican determinadas deducciones.

Los salarios pagados por un empleador extranjero (que no tiene un establecimiento permanente en Alemania), pero que se reintegran a la empresa alemana, también están sujetos a la retención del impuesto sobre el salario. Lo mismo se aplica a partir de 2020 para los salarios que no se recargan realmente, pero que deberían haberse recargado desde una perspectiva de igualdad de condiciones. Se considera que la empresa alemana es el «empleador económico» y, por tanto, está obligada a calcular y transferir mensualmente a la Agencia Tributaria el impuesto sobre el salario correspondiente.

Los salarios pagados por un empleador extranjero y que no se imputan a una empresa alemana ni deberían haberse imputado a una empresa alemana en condiciones de igualdad no suelen estar sujetos a la retención del impuesto sobre los salarios. Al igual que en el caso de otros ingresos, el impuesto para estos empleados se recauda mediante una evaluación, generalmente después de la primera declaración anual. Los ingresos por concepto de pensiones también están sujetos a impuestos, sin perjuicio de otras desgravaciones.

impuesto sobre las ganancias de capital en españa para no residentes

Este artículo contiene posiblemente una investigación original. Por favor, mejórelo verificando las afirmaciones realizadas y añadiendo citas en línea. Las afirmaciones que sólo consisten en una investigación original deben ser eliminadas. (Septiembre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los impuestos en España son recaudados por los gobiernos nacional (central), regional y local. La recaudación de impuestos en España se situó en el 36,3% del PIB en 2013[1]. Se recauda una amplia gama de impuestos de diferentes fuentes, siendo los más importantes el impuesto sobre la renta, las cotizaciones a la seguridad social, el impuesto de sociedades, el impuesto sobre el valor añadido; algunos de ellos se aplican a nivel nacional y otros a nivel nacional y regional. La mayoría de los impuestos nacionales y regionales son recaudados por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que es la oficina encargada de recaudar los impuestos a nivel nacional. Otros impuestos menores, como el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (regional), el impuesto sobre bienes inmuebles (local) o el impuesto de circulación (local) son recaudados directamente por las administraciones regionales o locales. Cuatro territorios históricos o provincias forales (Araba/Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra) recaudan por sí mismos todos los impuestos nacionales y autonómicos y, posteriormente, transfieren la parte que les corresponde al Gobierno central tras dos negociaciones denominadas Concierto (en la que los tres primeros territorios, que conforman la Comunidad Autónoma Vasca, acuerdan su defensa de forma conjunta) y Convenio (en la que el territorio y la Comunidad de Navarra se defienden solos). El año fiscal en España sigue el año natural. El método de recaudación depende del impuesto; algunos de ellos se recaudan por autoliquidación, pero otros (por ejemplo, el IRPF) siguen un sistema de pago de impuestos con retenciones mensuales que siguen a una autoliquidación al final del plazo.

comentarios

De acuerdo con la Ley Orgánica 8/1980, de 22 de septiembre, modificada por la Ley Orgánica 7/2001, de 27 de diciembre, de Financiación de las Comunidades Autónomas y la Ley Orgánica 3/2009, de 18 de diciembre, y las normas de cesión de tributos de la Administración General del Estado, parte de los ingresos corresponden a las Comunidades Autónomas. Ley 22/2009

La renta del contribuyente incluye todos los ingresos, ganancias/pérdidas de capital y rentas imputadas según lo establecido en la Ley 35/2006, con independencia del lugar donde se hayan generado o de la residencia del pagador. La renta del contribuyente se compone de:

1. La renta se califica y computa según su origen. Los ingresos netos son los ingresos exigibles menos los gastos deducibles. Las ganancias/pérdidas patrimoniales se computan como la diferencia entre los precios de venta y de compra de los activos.

Si la base imponible general es mayor que las asignaciones personales y familiares formarán parte de la base imponible general. En caso contrario, los complementos personales y familiares formarán parte de la base imponible general y el resto se incluirá en la base imponible del ahorro.

impuesto sobre las nóminas

A efectos del ISP, son rendimientos del trabajo todas las remuneraciones, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, ya sean en metálico o en especie, generadas directa o indirectamente por el trabajo personal o por una relación laboral o estatutaria, y que no sean rendimientos del trabajo.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas se aplica a las indemnizaciones por despido que superan el límite establecido en la legislación laboral española. La parte de la indemnización concedida por debajo del límite que supere los 180.000 euros también está sujeta y no exenta del IRPF.

Los rendimientos del trabajo se incluyen en la base general del IRPF y tributan a tipos impositivos progresivos, que varían en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre el contribuyente (para más información, consulte el apartado de Impuestos sobre la renta de las personas físicas).

Los no residentes que obtengan rentas del trabajo en España tributan al tipo general del IRPF, el 24%. Para los residentes de otros Estados miembros de la UE o de países del EEE con los que exista un intercambio efectivo de información fiscal, el tipo es del 19%. Las pensiones tributan a tipos especiales.

Deja un comentario