Artículo exención iva prestación servicios intracomunitarios

artículo 90 de la directiva sobre el iva

El Consejo de Europa es una organización internacional con sede en Estrasburgo, Francia. Fue creado por el Estatuto del Consejo de Europa firmado el 5 de mayo de 1949 en Londres, Reino Unido. Se rige por este Estatuto y por diversos acuerdos, resoluciones estatutarias y otros textos correspondientes, que establecen, entre otras cosas, los privilegios e inmunidades de la Organización. Está registrada en Francia con el número SIRET 778 860 080 00010 APE990Z.

Debe considerarse como un consumidor final que soporta el IVA. No opera como una entidad sujeta al IVA que recauda el IVA o a la inversión del sujeto pasivo. Las transacciones con el Consejo de Europa se consideran como «B» a «C», Business to Consumer.

Al presentar su oferta, los candidatos/licitadores deben tener siempre en cuenta el estatus de exención de su cliente (el Consejo de Europa) y la naturaleza de la venta, e identificar el lugar de imposición (territorialidad).

Este certificado deberá ser solicitado por la Organización a la Administración francesa antes de la firma definitiva del contrato, previa presentación de una factura proforma sin impuestos (en caso de duda sobre la conformidad de esta factura proforma, el proveedor/prestatario deberá ponerse en contacto con la Organización). No obstante, el Consejo de Europa no puede garantizar la concesión del certificado, ya que éste es expedido por la Administración francesa a petición del Consejo. Si no se concede el certificado, los bienes o servicios deberán facturarse con impuestos incluidos.

apartado 4 del artículo 14 de la directiva del iva

Si no se cumplen los requisitos mencionados, las entregas intracomunitarias de bienes estarán sujetas al IVA, salvo que se aplique otra exención. El proveedor es básicamente responsable del pago del IVA. Asume el riesgo de que el comprador no pague el IVA, así como el riesgo fiscal en caso de que considere incorrectamente la entrega de bienes como de tipo cero. El comprador sigue estando obligado a registrarse a efectos del IVA en el Estado miembro de destino. La imposición del IVA en el Estado miembro de partida no afecta al alcance de la adquisición intracomunitaria en el Estado miembro de destino. Por otra parte, el comprador debe tener derecho a deducir el impuesto facturado como IVA soportado. Si está registrado a efectos del IVA en el Estado miembro de partida, puede deducir el IVA soportado en su declaración periódica del IVA; en caso contrario, se aplica el procedimiento de devolución del IVA de la 8ª Directiva. Si el comprador no tiene derecho a la deducción íntegra del IVA soportado, puede producirse una doble imposición como consecuencia de la imposición del IVA en el Estado miembro de partida y del IVA de adquisición en el Estado miembro de destino. Si se aplica el régimen de inversión del sujeto pasivo, puede existir una obligación adicional de registro del IVA en el Estado miembro de salida.

artículo 144 de la directiva sobre el iva de la ue

El Ministerio Federal de Finanzas de Alemania ha comentado el cambio de los requisitos para las entregas intracomunitarias resultante de la Ley sobre otros incentivos fiscales para la electromovilidad y sobre la modificación de otros reglamentos fiscales – Ley de Finanzas 2019: «FA 2019» – modificando en consecuencia el Reglamento de aplicación de la Ley del IVA.

Las regulaciones anteriores relativas a la prueba de la exención del impuesto en el Reglamento de Aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido, se han complementado con una «presunción de llegada» (Sección 17a (1) Reglamento de Aplicación del IVA): véase la Sección 6a.3a. Reglamento de aplicación del IVA. Si se cumplen las condiciones del artículo 17a del Reglamento de aplicación del IVA, existe una presunción refutable de que la mercancía suministrada ha sido transportada o expedida a otro territorio de la UE. Según el artículo 17a (3) del Reglamento de aplicación del IVA, la Agencia Tributaria puede refutar una presunción derivada del apartado 1. La presunción queda desvirtuada si la Agencia Tributaria establece (por ejemplo, sobre la base de la documentación o las pruebas disponibles) que los bienes no han sido transportados o expedidos a otro territorio de la UE, por ejemplo, de modo que no se ha producido una entrega intracomunitaria. Si la Agencia Tributaria puede demostrar que los documentos contienen información incorrecta o están falsificados, el empresario es libre de probar que la mercancía ha entrado en el otro terrirorio de la UE mediante otros documentos en el sentido del artículo 17a (2) del Reglamento de aplicación del IVA (artículo 6a.3a párrafo 3 del Reglamento de aplicación de la Ley del IVA). En contra de la presunción refutable del § 17a del Reglamento de aplicación del IVA, se considera que se ha aportado la prueba de recepción si se cumplen las condiciones del § 17b del Reglamento de aplicación del IVA.

artículo 146 de la directiva sobre el iva

Durante los años 2010-2012, Euro Tyre ha facturado suministros intracomunitarios exentos desde Portugal a un distribuidor español, que estaba registrado como empresa en España, pero que (todavía) no estaba registrado como operador intracomunitario en España (RICO) y, por tanto, tampoco estaba incluido en el VIES (Sistema de Intercambio de Información sobre el IVA). Aquellas empresas que tratan con clientes españoles probablemente conozcan la situación española en la que una empresa debe estar también incluida en el Registro de Comerciantes Intracomunitarios (RICO) antes de que la Administración Tributaria española realice el registro VIES. Euro Tyre era consciente de que el distribuidor español no estaba (todavía) inscrito en el VIES, pero esperaba que esto se hiciera con carácter retroactivo. El registro en VIES se finalizó en marzo de 2013 y se retrotrajo a julio de 2012.

Para las entregas realizadas durante 2010-2012, Euro Tyre aplicó la exención del IVA en Portugal para las entregas realizadas desde Portugal a España. Sin embargo, la Agencia Tributaria portuguesa alegó que Euro Tyre no cumplía los requisitos para aplicar la exención, ya que el distribuidor español no estaba inscrito en el RICO ni en el VIES, y tasó el IVA de Euro Tyre.

Deja un comentario